martes, 4, agosto, 2020
CubaOnLine

El Gobierno aconsejó evitar los viajes a estas zonas. Además, se otorgarán licencias especiales para quienes hayan vuelto del exterior sin afectar los sueldos.

Debido a las últimas actualizaciones de infectados por coronavirus en Argentina, con 17 confirmados hasta el momento, y en relación a la gran expansión que refleja a nivel mundial, el presidente Alberto Fernández encabezó esta tarde una reunión interdisciplinaria para discutir nuevas medidas de prevención ante el avance del COVID-19.

El encuentro comenzó a las 15 y finalizó minutos antes de las 18. Estuvieron presentes los ministros Nicolás Trotta (Educación) Ginés González García (Salud), Claudio Moroni (Trabajo), Matías Lammens (Turismo y Deportes), Daniel Arroyo (Desarrollo Social) y Agustín Rossi (Defensa).

Luego de la cita en Casa Rosada entre Alberto Fernández, el Gabinete y los especialistas de la salud, el Gobierno anunció una partida presupuestaria extra de 1.700 millones de pesos por el brote de coronavirus.

Incluso, otra de las novedades del día fue la licencia excepcional a la que pueden van a acceder aquellas personas que vuelvan al país provenientes del exterior para que en forma voluntaria permanezcan en sus casas.

En relación a este tema, Mensajero se contactó directamente con el Ministerio de Trabajo de la Nación. «La cuarentena son 14 días a partir del momento de regresar de un viaje. No tiene mucho sentido que corra un aislamiento a partir de mañana si una persona llegó hace un mes. La idea de la resolución que se firmó el viernes a la noche es que los empleados que llegaron ahora en estos días y tenían que reincorporarse a sus trabajos van a gozar de esta licencia sin importar si es ámbito público o privado. En estos casos se sugiere que se queden en sus hogares al menos dos semanas que es el período en el que se manifiestan los síntomas del coronavirus», indicaron fuentes cercanas a Claudio Moroni, ministro de Trabajo de la Nación.

«Una persona puede estar dos semanas perfecta, y recién ahí levantar fiebre, tener mocos y demás. Si una persona volvió en enero desde China, por ejemplo, y está bien, no es necesario que esté en cuarentena, porque ya superó esas dos semanas iniciales. No es una obligación, pero se le pide al trabajador que se quede en su casa, porque el período inicial puede ser un posible foco de contagio. Llegado el caso, si aparece algún síntoma, hay que llamar al 107», agregaron allegados de la cartera de Trabajo.

«La resolución busca que el trabajador no pierda ninguno de los beneficios que tenía, ni pérdidas, ni disminución del salario colectivo, premios, presentismo o productividad. Se debe contemplar y mantener todo tal cual como lo venía percibiendo porque está justificado», sumaron.

A su vez, desde el Ministerio de Trabajo de la Nación le adelantaron a Mensajero que Estados Unidos se suma al listado de países a los que aconsejan no viajar: «En la resolución aparecemos como un complemento de lo que define el Ministerio de Salud de la Nación. Se recomienda no viajar a áreas de transmisión sostenida del virus como Europa, Estados Unidos, Irán, Japón, China y Corea del Sur.

«Si después de dos semanas un paciente no presenta ningún síntoma, directamente obtiene el alta médica para reintegrarse posteriormente a su empleo. No se puede obligar a un empleado que no vaya a trabajar», sentenciaron.