lunes, 6, abril, 2020
CubaOnLine

Un recorrido por la conformación del foro que trabaja desde hace tiempo para lograr la igualdad dentro del sector, principalmente en los puestos de decisión.

En 2016 un pequeño grupo de mujeres con amplia trayectoria dentro de la industria turística comenzó a pensar en la necesidad de visibilizar la falta de presencia de la diversidad de géneros dentro los más altos cargos del sector. En principio apuntaron a observar lo que sucedía dentro de los privados y en las organizaciones que nuclean a representantes del empresariado del turismo. Unos años más tarde, viendo que esta realidad se intensificaba y que las mujeres eran cada vez menos en los puestos de decisión, acordaron en un armar una mesa de debate informal, aunque eran un grupo mínimo ya empezaba a tomar fuerza.

Fotos que visibilizan una realidad

En 2019 esas charlas se vieron reflejadas en una mayor presencia en las redes sociales. Y así, resaltando la importancia de incorporar en todo el sector la perspectiva de género llegaron a Facebook y a Twitter. Desde allí comenzaron a disparar múltiples consignas que permitieran sumar más voces. «Buscábamos hacerlo desde un lugar en el turismo sin que fuese un espacio partidario, más allá del cargo», explicaron. De esta manera, realizaron una relevamiento de las asociaciones del sector y el lugar que ocupaban las mujeres en las comisiones directivas. Como resultado de este procesos hicieron una carta al sector privado, dicha acción contó con el apoyo de la empresaria y referente indiscutible del sector, Annie Millet. En ese momento notaron que, si bien en la dirigencia la equidad de género no era un tema tratado, en las bases sí estaba visibilizado.
Teniendo en cuenta este análisis que hicieron pudieron confeccionar gráficos en los que quedaba súmamente claro que en los principales espacios dentro de las entidades la presencia de las mujeres es mínima y en la mayoría de los casos, nula.

«A partir de ese momento la responsabilidad pasaba a las instituciones», explicaron, como una manera de dejar en claro que se les iba a pedir a los altos mandos que comenzaran a tomar cartas en el asunto. De a poco, lento pero encaminadas, surgieron iniciativas que iban en línea con la lucha que se está llevando alrededor del mundo por un mundo más igualitario.
Una de las primeras novedades que tuvieron fue de parte de FAEVYT, cuando en mayo Gustavo Hani, presidente de la federación se compromete a poner en agenda el tema y reconocer que era algo que estaba ignorando.
En paralelo, CCGLAR le propone a las integrantes del foro sumarse a GNetwork dando una charla en la que presentaron el relevamiento de por qué es beneficioso reducir la desigualdad. Allí se da el Primer Foro de Mujeres Líderes apuntado a la falta de mujeres en los altos puestos de decisión.
Meses más tarde, CAME Turismo lleva adelante un foro en el que Hani se compromete a incorporar la perspectiva de género.
El trabajo ya estaba en marcha, la visibilización y el lograr que comience a aparecer en la agenda ya era una realidad.
Ahora se necesitaba seguir con el posicionamiento de la problemática para llegar al objetivo principal. Así fue como comenzaron a sucederse talleres como los que organizó el Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires  en conjunto con la Cámara Argentina de Turismo (CAT) en la última FIT, a partir de allí desde esta entidad adelantaron que tienen prevista múltiples acciones para seguir trabajando en esta problemática durante este año.

En líneas generales las mujeres tendrán que vencer obstáculos, explican las representantes del foro: «Estamos hablando de estructuras de poder y siempre que se busca cambios generan resistencia. Y en sectores más conservadores esta resistencia es más fuerte». Pero aseguran, «el cambio es inevitable». En este sentido, indican que hay muchos preconceptos y el desconocimiento de un tema puede generar confusión, como no entender la diferencia con el llamado hembrismo que tiene que ver con una actitud de arrogancia de parte de las mujeres.

Asimismo, en no saber reconocer que que estos movimientos de mujeres como el foro buscan romper estructuras que afectan tanto a hombres como a mujeres. «Tiene que ver con todo, con actividades en las que las mujeres no son permitidas así como acciones sociales y de camaradería», cerraron desde el foro.

CIFRAS ACTUALIZADAS
MujeresAR presentó recientemente los últimos números relacionados con esta problemática. «Solo el 20% de las mujeres ocupan comisiones directivas y en el sector específico de hotelería y gastronomía la cifra asciende hasta el 23%», detallaron. A su vez, comentaron que según estudios internacionales el 40% de las organizaciones con una o más mujeres en la junta directiva son más rentables.
Finalmente, en base a la Organización Internacional del Trabajo y el Ministerio de Trabajo de la Nación se sabe que hay una diferencia del 13% en el salario entre los géneros.