lunes, 6, abril, 2020
CubaOnLine

«Óptimos resultados», así definió la entidad a los datos de ocupación que se registraron durante los meses pasados. La Costa Atlántica fue protagonista. 

La temporada de verano 2020 ya está llegando a su fin, aunque muchos siempre arriesgan a esperar este último mes hasta Semana Santa, la realidad es que la fortaleza para evaluar el comportamiento de los turistas durante el período estival es enero y febrero. En este sentido, la Cámara Argentina de Turismo (CAT) presentó, junto a FEDECTUR, un relevamiento destino por destino analizando sus promedios de ocupación. 

En el caso de provincia de Buenos Aires, el informe asegura que «las playas de la Costa Atlántica se mantuvieron repletas de turistas». Entre los múltiples sitios que presenta zona, se destaca Mar de las Pampas que alcanzó un 98,5% de ocupación, seguida por Pinamar, con un 93%; y Villa Gesell, con un 91,5%. Dos puestos más abajo aparece Mar del Plata, con un 88%.  

Aldo Elías, presidente de la CAT, subrayó que están «muy conformes con el desempeño que tuvieron todos los destinos turísticos del país». «El relevamiento que realizamos nos confirma que la temporada fue un éxito”, afirmó. 

Yendo al sur del país, las playas de la zona Atlántica de la Patagonia tuvieron un promedio del 80%, aunque fueron superados por clásicos como El Calafate y El Chaltén (ambos con 91%); y San Carlos de Bariloche y El Bolsón, con 86 y 92%, respectivamente. Elías hizo hincapié en lo importante de que en el área costera las condiciones climáticas fueron favorables permitiendo «un flujo constante de turistas». “Evidentemente fue un factor que colaboró en la decisión de los viajeros”, explicó; y señaló como tendencia más acentuada el mayor movimiento de turistas durante los fines de semana.

Resto del país
En Córdoba los resultados también fueron positivos. «Los clásicos destinos serranos mantuvieron una alta ocupación», considera el informe. Y detalla que Carlos Paz tuvo un promedio del 80%, mientras que la zona de Punilla (La Falda, Cosquín, Huerta Grande, y Capilla del Monte, entre otras) alcanzó un 71%; mientras que la ciudad capital superó el 60%. Otros sitios que sobresalieron en los dividendos finales fueron Villa Yacanto, con 98%; La Cumbrecita, con un 97,5%; y Villa Rumipal, con el 97%.

Por otro lado, dentro de Cuyo San Rafael tuvo la cifra más alta de toda la temporada en la región, (96,5%), mientras que la ciudad de Mendoza llegó casi al 80%. Por su parte en San Juan, se destacó Valle Fértil, con un 76,5%; y Calingasta, con un 78,5%.

En el Litoral, Iguazú promedió una ocupación del 83%; y la zona de Gran Corrientes, 66%. En tanto, en la ciudad de Resistencia, en Chaco, 65%; y en la provincia de Entre Ríos el promedio general del verano arrojó un 86% de ocupación.

Finalmente, en el Norte del país la situación también fue muy elegida por los turistas. A su vez, explica el informe de la CAT, los destinos de esa zona se vieron potenciados por las fiestas populares y los tradicionales días de Carnaval. «En Jujuy, los Valles promediaron en un 76,5%; y la Quebrada, en un 89,5%. En Salta capital y sus alrededores se mantuvieron en el orden del 60%; y en Tucumán, San Pedro de Colalao tuvo los números más altos, 69%», resaltaron. En Santiago del Estero, las Termas de Río Hondo se notó buena ocupación en los hoteles de alta gama: «Los de cuatro estrellas, 64%; y los de cinco, 69%; en tanto en Catamarca, Ambato, llegó al 91,5%; y Fiambalá, al 91%», indicaron. 

«El movimiento turístico ha sido muy importante a lo largo de toda la temporada. Estimamos que la ocupación fue superior a la temporada pasada, entre un 5 y un 10%, de acuerdo con los diferentes destinos», sostuvo Elías.

Asimismo, agregó que para el próximo fin de semana largo de Semana Santa se está registrado un alto nivel de reservas con lo cual se prevén excelentes perspectivas para el turismo-.