lunes, 29, noviembre, 2021
CubaOnLine

Carlos Monti, propietario del receptivo, Costanera 241; y del complejo, Open Club, dialogó con Mensajero sobre los valores agregados que tienen ambas empresas.

Desde hace 26 años Costanera 241, Viajes y Turismo se dedica a dar servicio, principalmente, al turismo receptivo de Entre Ríos. “Tenemos excursiones en las principales ciudades de la provincia, como Concordia, Colón, Gualeguaychu, Victoria y Paraná. También realizamos las reservas hoteleras y organización de eventos”, detalló Carlos Monti, titular de la empresa.
A su vez, agregó que se ocupan de las operaciones para el turismo educativo. Puntualmente, son los representantes del complejo acuático y de toboganes llamado Interlagos, que está ubicado en la ciudad de María Grande. “Además representamos a Temaiken en el litoral”, aclaró.

¿Desde hace cuánto incluyeron el turismo estudiantil? 
– Más de 20 años, a su vez tenemos productos propios con la habilitación correspondiente a nivel nacional. Y, básicamente como es costumbre en este segmento, se visitan a los colegios de la zona y a las empresas de           turismo que están en otras localidades, ofreciéndoles los productos como mayoristas.

¿Cuáles serían esas propuestas propias? 
– Tenemos muchos circuitos desarrollados en el interior de Entre Ríos, como la Costa del Río Uruguay, el Palacio San José o El Palmar en Colón, esto es un ejemplo pero existen una infinidad de opciones. También comercializamos Villa Carlos Paz a nivel egresados primarios y después saltamos a propuestas como Disney para quinceañeras, o egresados a Bariloche y Porto Seguro con Soul Max.

¿Qué resultados les dio este segmento el último tiempo?
– Ha sido algo medio estable. En este tipo de viajes en particular los padres hacen un esfuerzo mayor. En lo que hemos crecido es en turismo educativo por el día, que están destinados a los colegios primarios y logramos un buen posicionamiento en productos como Interlagos y Temaiken.

Por otro lado, Monti también está al frente de Open Club, ubicado en Paraná. “Es un complejo privado de verano que tiene convenio con cuatro hoteles de la oferta turística local. Este espacio cuenta con piscinas, canchas de paddle y salones con servicio de gastronomía y bar”, puntualizó.

En cuanto al resto de las opciones que brinda el complejo, destacó que hay departamentos disponibles para los turistas que quieran alojarse allí. Asimismo, explicó: “Hemos tenido una muy buena temporada de eventos porque es un club que propone un calendario para el turismo local que tiene que ver con ciclos de cine bajo las estrellas, de salsa y bachata, de sunset, música electrónica y también de milonga y tango”. En este sentido, resaltó que la estadía promedio allí es de entre 5 y 6 noches, cantidad superior a la de la ciudad, que es de 3. “Lo que pasa es que estamos en una zona de playa, de balnearios, y de cabañas, entonces la gente elige quedarse aquí una semana y por eso eleva el promedio de estadía”, analizó.
Finalmente hizo hincapié en que es un complejo familiar que además de todas las amenidad que comentó también tienen juegos lúdicos, como campeonatos de truco y metegol; y dos salones que se alquilan para fiestas. “Allí se realiza la peña de sabores con identidad, que es todo un menú de pescados amenizado con folclore. A través de nuestras redes sociales vamos anunciando las fechas”, cerró Monti.