miércoles, 27, mayo, 2020
CubaOnLine

Mario Meoni encabezó ayer una reunión con representantes del sector para evaluar la conveniencia y viabilidad de estos vehículos, y así reforzar su seguridad.

Ayer, en el Ministerio de Transporte, se desarrolló la primera de una serie de reuniones, cuyos objetivos son evaluar técnicamente los micros de dos pisos, en el marco de diferentes medidas impulsadas para reforzar la seguridad en los vehículos de larga distancia.

El 6 de febrero se dictó una resolución solicitando al Secretario de Gestión de Transporte “iniciar un procedimiento tendiente a determinar la conveniencia, perjuicios, riesgos y viabilidad, entre otras circunstancias, de las unidades de ómnibus doble piso destinadas al transporte automotor de pasajeros de carácter interjurisdiccional”, con el propósito de elevar un informe dentro de los 60 días.

De la reunión participaron Mario Meoni, ministro de Transporte de la Nación, acompañado por Walter Saieg, secretario de Transporte de la Nación, Gabriel Bermúdez, subsecretario de Transporte Automotor, Pamela Suárez, presidenta de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC), junto con representantes del sector de transporte automotor de larga distancia. De esta forma se acordó la importancia de que cada sector exponga su presentación, proponiendo en las mesas de diálogo los estados actuales de situaciones y posibles situaciones.

«Queremos tomar una decisión con todos los sectores para garantizar la seguridad de todos los pasajeros y también de los trabajadores, que muchas veces sufren las consecuencias de problemas técnicos, de infraestructuras y muchas veces no tienen que ver con el trabajo, sino con la infraestructura vial que tenemos. Esas son las cosas que nosotros queremos analizar integralmente. Por eso también estamos trabajando con el Ministerio de Trabajo lo que tiene que ver con las jornadas de trabajo de los choferes», afirmó Meoni.

Dentro de las medidas para reforzar la seguridad en los viajes de larga distancia, el Ministerio de Transporte resolvió crear la Comisión de Evaluación de Jornada de Trabajo del servicio de transporte automotor de pasajeros, que mantuvo una primera reunión de trabajo el 12 de febrero, con la participación de representantes del Ministerio de Trabajo de la Nación, la Superintendencia de Riesgos de Trabajo y de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

Asimismo, se requirió a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) “profundizar los sistemas de controles del servicio de transporte automotor de pasajeros de carácter interjurisdiccional a fin de promover mayor seguridad, calidad y eficiencia en el servicio, así como evaluar el sistema de penalidades vigentes, aumentando, en caso de considerarlo, las sanciones previstas para los casos de incumplimiento al régimen de descanso de los conductores”, además de implementar sistemas de control tecnológicos.