miércoles, 27, mayo, 2020
CubaOnLine

El Ministerio de Transporte de la Nación determinará en 60 días si los ómnibus son aptos para las rutas nacionales.

Una vez más, los micros de dos pisos son protagonistas de malas noticias, debido a que el martes 4 de febrero dos pasajeros murieron y otras 30 personas resultaron heridas al volcar uno de estos vehículos en la ruta 2, a la altura de Samborombón. El ómnibus, de la empresa Vía Bariloche, se dirigía desde Miramar hacia Pacheco.

A través de un comunicado, el Ministerio de Transporte encabezado por Mario Meoni indicó que «se evaluará técnicamente la conveniencia y viabilidad de los ómnibus de doble piso, y se elevará un informe al respecto en los próximos 60 días. Además, se creará una Comisión de Evaluación de la Jornada de trabajo en el servicio de transporte automotor y se profundizará el sistema de controles por parte de la CNRT, evaluando las penalidades y sanciones previstas en los casos de incumplimiento a los descansos de los conductores».

«Debido a la gran cantidad de accidentes involucrando a micros de doble piso y ante la falta de medidas adoptadas en materia de seguridad vial en los últimos años, desde el Ministerio de Transporte se determinará la continuidad de dichas unidades en las rutas nacionales. En este sentido, se emitieron 3 resoluciones para tomar definiciones para mejorar el servicio y la seguridad de los pasajeros en todo el país», agrega el anuncio.

Por su parte, en diálogo con Mensajero, Axel Dell Olio, licenciado en Seguridad Vial y Transporte; titular de la Asociación para la Disminución de Siniestros Viales (ADISIV) y gerente de Safety Group, hizo hincapié en distintos aspectos del accidente que protagonizó el micro de larga distancia de la empresa Vía Bariloche en la Ruta Nacional Nº2.

«La polémica no pasa por el doble piso. Hay que empezar a discutir el sistema de transporte de larga distancia que tenemos en el país. Me parece que esta situación de choferes mal dormidos es bastante elocuente. Muchas veces sucede una práctica histórica como el rebote, que significa que el micro llegue a destino para que los mismos conductores lo limpien y salgan de vuelta sin el descanso apropiado», explicó.

«El sistema de larga distancia obliga a un conductor de 24 años, que es tomado de manera temporal, a manejar durante varias horas completas sin el debido descanso, y tampoco tiene las condiciones óptimas para asegurar un desempeño que garantice cumplir con su labor de la manera más eficaz«, sumó.

Al momento de citar ejemplos puntuales para que no ocurra ninguna otra fatalidad, Dell Olio fue contundente: «Los empresarios deberían ser menos hipócritas, y empezar a preocuparse por darle seguridad a sus pasajeros, ya que hoy en día no lo hacen. Me parece que los sindicatos tendrían que ponerse en el lugar de los trabajadores, porque nunca los escucho salir a respaldarlos. Y considero que el rol del Estado es fundamental. Incluso, creo que podría implementarse una especie de ‘caja negra’ en cualquier sistema dentro de los colectivos, y también se deberían optimizar los cinturones de seguridad«.

«Los micros no tienen incorporado el ESP como los camiones de carga peligrosa, que sí lo tienen de forma obligatoria, porque en 2018 se prorrogó al 2020 y 2022 un acuerdo oficial que preveía la colocación de esta tecnología en vehículos y micros 0 kilómetros a partir del 2018», sentenció Dell Olio.