jueves, 2, abril, 2020
CubaOnLine

Una movilización autoconvocada y federal traerá el 3 de marzo a mayoristas y minoristas al Ministerio de Turismo y Deportes.

Desde que se conoció la implementación del Impuesto PAIS, agentes de viajes y operadores de toda la Argentina comenzaron a organizarse para protestar contra este tributo.

En Córdoba es donde se dieron las movilizaciones más multitudinarias que luego se extendieron a grupos de WhatsApp, que día a día fueron creciendo a la par de la incertidumbre que provocaba la poca claridad en la reglamentación. «Empezamos sumando agentes de Buenos Aires, tanto del interior de la provincia como de la ciudad; también tenemos conexión con gente de Tucumán, Mendoza, Jujuy y Chaco. Después se incorporaron agentes de la Patagonia (El Calafate y Ushuaia, por ejemplo)», explicó Natalia Chammas, propietaria de Chammas Viajes, sobre cómo fue conformándose «Red Federal», la comunidad que se constituye en esa red social. 

De esta manera, relató, surgió la idea de presentar sus reclamos ante la Asociación Cordobesa de Agencias de Viaje (ACAV). En este escrito, destacan que desde hace varios años «vienen sufriendo una merma en la actividad». «Devaluación, corralito, cepo, altísimos costos de financiación, recesión económica, etc. que conspiran contra nuestra actividad y la de muchos otros rubros», subraya el documento. En estas mismas líneas indican que una alícuota del 30% del Impuesto País, «está causando un impacto similar por la reducción de ventas de viajes desde el 23 de diciembre, comprometiendo el giro mensual de las agencias, sueldos, alquileres, impuestos, etc.; y el riesgo real de cierre de muchas».  De igual manera esperan poder llegar al ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, para hacer extensivo este reclamo a las autoridades nacionales.

Por eso, ya están organizando una movilización federal a Buenos Aires. «En nuestro caso, vamos a salir desde Córdoba el 2 de marzo y la protesta va a ser un día después. Sabemos de otros destinos que también están haciendo lo propio. Nuestra idea es contactarnos con agentes de todo el país, creemos que lo estamos logrando y que hemos contagiado este espíritu de lucha a todas las provincias», relata Chammas. A su vez, hizo hincapié en que muchos agentes de Buenos Aires ya ofrecieron alojamiento a quienes llegan desde el interior. «Se generó un ánimo de solidaridad y de compromiso que seguramente nunca antes se vio en la historia del turismo. Eso nos da una satisfacción enorme», subrayó. Y agregó: «Esperemos ser recibidos porque somos muchos».

 

En este sentido, destacó que la manera en que se van organizando responde más a algo que «se va viendo en el momento» y no a una planificación. «Para nosotros, como agentes de viajes, esto es nuevo y hay muchas cosas de política que nos quedamos afuera. Acá la idea no es politizar ni nada, si no defender los puestos de trabajo y a la pyme productiva que es la que más está sufriendo con las altas cargas impositivas que tiene», comentó. Y resaltó que es muy perjudicial para un sector que «trabaja con un margen de ganancias que va del 10 al 15% como mucho, más el del mayorista que siempre es mucho menor -siempre hablan de un promedio del 6%, como mucho será un 10 y no en todos los productos-«. «Le queda más ganancia al estado que a nosotros», detalló. Y sumó que, cuando se activó y se empezó a armar el grupo, «descubrieron que todos tenían un interés común y que por primera vez en la historia estaban dejando de lado sus individualidades en pos de un objetivo colectivo: el mejoramiento de las condiciones para este sector». «Aparte de ser el área en el que uno trabaja también es un poco nuestra vida, amor y pasión. Porque los agentes de viajes somos así, es un trabajo difícil y complicado, casi 24×7. Por eso no sólo sentimos que nos meten la mano en el bolsillo y nos obligan a encarecer nuestro producto y caen las ventas, sino que se meten con nuestra pasión, con el derecho que tiene la gente a viajar sin condicionamientos , sin reproches por intentar salir al exterior», concluyó Chammas.