jueves, 2, abril, 2020
CubaOnLine

En un verano influenciado por la situación económica, los destinos locales se hicieron fuertes entre las opciones para vacacionar.

La situación económica que atraviesa el país ha acotado las opciones de los argentinos para irse de vacaciones. Viajar al exterior quedó muy cerca de ser una utopía y los destinos nacionales volvieron a pisar fuerte en los planes para esta temporada. En destinos emblemáticos como Mar del Plata y Villa Carlos Paz, por ejemplo, se llegó a superar el 95% de ocupación hotelera durante los fines de semana de enero.

Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación, señaló que “culminó un gran mes en términos turísticos con muy buenos niveles de ocupación en los principales destinos del país. Tras años muy difíciles para todos, creemos que esta gran temporada refleja los primeros indicios de que la economía empezó a encenderse”.

Además, se notó un considerable crecimiento interanual en la ocupación hotelera. En Mar del Plata, estiman que el incremento fue del 15% mientras que Villa Carlos Paz, la suba fue del 12,6%. En Gualeguaychú, Entre Ríos, se registró un 80% de ocupación hotelera, es decir, un 22% de incremento. Por su parte, El Parque Nacional Iguazú recibió un 8,2% más de visitantes que en enero 2019.

San Rafael, Mendoza, es un claro ejemplo del éxito cuyano en estas vacaciones veraniegas, ya que registró picos de un 94% de ocupación hotelera. Mientras que en la Patagonia, Las Grutas tuvo fines de semana con todas sus plazas ocupadas y un promedio del 76% de habitaciones llenas.

Finalmente, en el Noroeste Argentino, se destaca la ciudad jujeña de Purmamarca, con un 70% de ocupación hotelera, lo que representa un 10% de crecimiento interanual.

Los números de enero, sumados a los registros de reservas de febrero, presagian una exitosa continuidad para la temporada de verano en todos los rincones del país.