sábado, 4, diciembre, 2021

Ayer se realizó el lanzamiento oficial de esta resolución que permitirá a un gran porcentaje de agencias hacer frente a sus deudas fiscales. 

En mayo de 2018, por medio de la gestión que realizaron desde la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT), AFIP estableció una recategorización que permitió a cientos de agencias de viajes (por su calidad de intermediarias) ser consideradas Pymes, ya que se tenía en cuenta la cantidad de empleados y no la facturación.

Según el último relevamiento del OEATUR, realizado en abril de 2019, de las 5620 agencias que hay en el país, el 96,6% son micro y pequeñas empresas, es decir con menos de 30 empleados. Esta cifra toma otro caracter desde ayer, cuando el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, presentaron la nueva moratoria destinada a las Pymes.

La misma fue reglamentada hoy por el órgano recaudador y principalmente apunta a que, quiénes mantienen deudas fiscales, puedan refinanciarlas por medio de un plan de pagos de hasta 120 cuotas, que contempla quitas del 42% sobre el total. 

Si bien no se puede saber el real alcance que esto puede tener dentro del sector, esta medida puede beneficiar a un gran grupo de agentes que hayan contraído deudas teniendo en cuenta la gran presión fiscal a la que son sometidas las empresas turísticas.  En este sentido, Horacio Repucci, secretario de FAEVYT comentó a Mensajero que en los próximos días estarán enviando un comunicado en el que van a explicar cuál es la operatoria para acceder a la moratoria. “Cada agencia tiene su propio contador pero desde la federación vamos a poner a disposición nuestros asesores contables para que aporten la ayuda necesaria”, resaltó Repucci. Asimismo, hizo hincapié en que si desde las regionales también lo requieren estará disponible la capacitación necesaria.

 
El instructivo para comenzar con el proceso de inscripción estará disponible a partir del 17 de febrero y hasta el 30 de abril. Y es para deudas que tengan vencimiento previo al 30 de noviembre y un requisito para acceder es contar con la Certificación MyPyme. Que, si bien no es algo obligatorio que los agentes de viajes Pyme deben tener -aclaró Repucci-, sí es un instrumento que aporta beneficios. 
Por su parte, Gerardo Díaz Beltrán, presidente de CAME, aseguró: “Esta medida es un gran alivio para las finanzas de las pequeñas y medianas empresas, ya que las deudas impositivas acumuladas con la AFIP ascienden a 25.000 millones de pesos. Esta deuda estaba paralizando la actividad pyme”.