domingo, 16, febrero, 2020
CubaOnLine

Tanto la Fehgra como la CAT aseguran que los registros de los primeros días de 2020 dan positivo, y por lo tanto auguran un óptima ocupación hotelera.

La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) informó que en muchos destinos turísticos argentinos la temporada estival comenzó con muy buenos registros y que se proyecta una óptima ocupación hotelera durante el resto de enero, según datos reportados por los Coordinadores Regionales. «Los guarismo se basan en informes de ocupación hotelera o de reservas recopiladas por las Filiales. La entidad empresaria representa a la hotelería y la gastronomía argentinas», explicaron.
A su vez, especificaron que, como en temporadas anteriores, los dos polos turísticos que se destacan en la temporada estival son las ofertas de Sol y Playa que ofrece la Costa Atlántica, con índices de ocupación del 90% durante la primera quincena en Villa Gesell, Mar de las Pampas, Pinamar; y del 85% en Mar del Plata, Miramar, Monte Hermoso y Necochea. Las Sierras de Córdoba conforman otras de las zonas predilectas por el turista, con excelente ocupación en el Valle de Calamuchita.

Valle de Calamucita

En el caso de la CAT, el relevamiento fue realizado junto con la Federación de Cámara de Turismo de la República Argentina (Fedecatur). De este documento se desprende que la ocupación hotelera ascendió casi al 80% en promedio en todo el país. “Es un gran arranque del año para el sector, para todos los destinos que lograron dinamizar sus economías y generar empleo a partir de esta actividad en cada rincón del país”, afirmó el presidente de la cámara, Aldo Elías. 

Entre las tendencias de consumo se destaca un importante movimiento turístico durante los fines de semana, alcanzando picos de ocupación en casi todas las localidades que ofrecen variedad de festivales, y convocantes espectáculos deportivos y culturales.

Por otra parte, en referencia a los precios de esta temporada de verano, Elías resaltó que se mantuvieron por debajo de la inflación, lo cual tuvo una favorable recepción por parte de los turistas que colmaron los centros vacacionales.