sábado, 25, enero, 2020
CubaOnLine

El Cerro La Torta recibe, a mediados de enero, a los turistas que buscan maravillarse con este breve espectáculo natural.

Cuando la temporada veraniega veraniega llega a Esquel, se presenta la posibilidad de realizar una excursión tan atrayente como efímera. Durante unos pocos días, los turistas pueden recorrer los túneles de hielo que conforman un laberinto cilíndrico.

Se trata de senderos tubulares de más de 100 metros de longitud y unos diez metros de diámetro, que se forman cuando la nieve acumulada de todo el año al pie de una cascada comienza a derretirse por el calor estival.

Los túneles se terminan de conformar a partir de un descongelamiento inverso (de adentro hacia afuera), producto de encontrarse al reparo del sol. Sus ramificaciones, que se encuentran a 1900 metros sobre el nivel del mar, pueden recorrerse por dentro en excursiones de seis horas calificadas como de dificultad media.

Además, el lugar cuenta con un punto panorámico para contemplar el Parque Nacional Los Alerces y hacer avistaje de aves.