sábado, 4, diciembre, 2021

Los principales empresarios del rubro se pusieron en alerta por el importante alcance indirecto que tiene esta medida y aseguraron que hablarán con el Gobierno.

La reciente sanción de la ley 27.541, publicada por el decreto 99/2019 en el Boletín Oficial, comenzó a dar sus primeros coletazos en todas las industrias nacionales. El turismo, por supuesto, no fue la excepción. El sector en su conjunto encendió las luces de alarma por esta norma jurídica que grava con un 30% la mayor parte de las operaciones con moneda extranjera y pagos por servicios de prestadores en el exterior del país.

Los principales dirigentes hoteleros comenzaron a trabajar para medir el alcance que tendrá la medida puertas adentro. Por eso, según supo Mensajero, desde las dos gremiales empresarias del rubro, Fehgra y la AHT, están pensando en mantener reuniones con legisladores y dirigentes de la cartera de Turismo y Deportes para solicitar una exención impositiva.

Si bien los hoteles argentinos no están impactados directamente por el impuesto del 30%, hay una serie de importaciones de servicios, pagos a proveedores y pagos de comisiones a compañías del exterior que sí están alcanzadas por la flamante norma que impulsó el Gobierno nacional. De esta manera, aunque no se vean perjudicados de manera directa, ya que el cliente sólo abona esta tasa al realizar operaciones con moneda extranjera, hay varios puntos que les generan importantes costos adicionales.

De hecho, Roberto Amengual, presidente de la AHT, le dijo a este medio que las comisiones a Expedia, el pago al motor de reservas y a firmas como Travelclick, entre muchas otras cosas, ingresan dentro de este tributo. Por su parte, Paulo Lunzevich, vicepresidente 2° de Fehgra, adelantó que intentarán seguir negociando para llevar un mayor alivio impositivo a la hotelería: “Esto a nosotros nos impacta indirectamente, porque trabajamos con servicios, proveedores, OTAS y plataformas en el exterior. Ya le advertimos a Matías Lammens sobre esta situación en un encuentro y allí conseguimos que se bajara el impuesto del 30% al 8%. Sin embargo, eso no es suficiente, porque hay muchos hoteles que no pueden absorber ese porcentaje. La idea es llevarle números al Gobierno para mostrarle que hay un sector, como la hotelería, que sufre con este tipo de medidas. Quedamos en seguir hablando para tratarlo”.

El caso de Booking.com

La situación con respecto a uno de las principales metabuscadores es ambigua por demás. ¿Está alcanzado Booking por el impuesto PAIS? Desde uno y otro lado dicen cosas diferentes. Por ejemplo, los dirigentes de la AHT participaron de un cónclave con representantes de la firma holandesa, en la que les aseguraron que la compañía estaba exenta por tratarse de “una empresa con razón social en Argentina”. En ese caso, los hoteleros no tendrían que pagar la tasa. Tampoco deberán aumentar tarifas acorde a esta nueva carga. “Cada vez que un cliente reserva un alojamiento dentro de Argentina, el pago se realiza directamente en la propiedad y en la moneda local, según el tipo de cambio del día. Por eso, esta es una transacción local y no internacional”, contestaron desde Booking, ante la consulta de este medio.

Sin embargo, desde la Fehgra aseguran desconocer lo que afirma Booking. “Celebro que digan eso, porque hasta ahora siempre nos enviaron facturas holandesas por las comisiones. En ese caso, sí estaríamos alcanzados”, manifestó Lunzevich.

La ambigüedad que generan este tipo de casos se disiparán recién cuando se publique la reglamentación de la ley por parte de la AFIP. Hasta entonces, cada actor puede aprovecharse de los vacíos y usar la interpretación que más le convenga.