lunes, 3, agosto, 2020
CubaOnLine

El Gobierno nacional realizó este anuncio ayer durante una conferencia de prensa en Casa Rosada. La medida se pondrá en marcha el 11 de mayo.

Casi un mes después de la asunción presidencial, el nuevo Gobierno empezó a mover los hilos en materia turística y aerocomercial. Con una conferencia de prensa celebrada ayer por la tarde en Casa Rosada, Mario Meoni y Matías Lammens, ministros de Transporte y de Turismo y Deportes de la Nación, respectivamente, anunciaron que el Aeroparque Jorge Newbery volverá a contar con vuelos internacionales. La medida, que fue oficializada por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) a través de una resolución, comenzará a regir el próximo 11 de mayo.

De esta manera, apenas ocho meses después del proceso de desregionalización de AEP, las líneas aéreas que antes realizaban allí sus vuelos regionales, desde y hacia Buenos Aires, deberán volver a mudar su operación. El gasto de ese movimiento, aclaró Meoni, correrá por cuenta de cada compañía. “El pedido se inició a partir de una charla que tuvimos hace unos días con Pablo Ceriani, presidente de Aerolíneas Argentinas. Él nos solicitó que volvamos a utilizar esta terminal de manera internacional”, aclaró.

Por su parte, Lammens celebró la medida al asegurar que servirá para brindarle un mejor servicio al visitante y para apuntalar al turismo receptivo: “Alrededor del 60% de los extranjeros que llegan a Argentina provienen de países limítrofes. Eso redundará en una mayor cantidad de ingresos”. A su vez, dijeron que contribuirá para descomprimir los trámites migratorios en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. “Ahí la confluencia de la mayoría de los vuelos internacionales se da en pocas horas. Eso acá no puede ocurrir. Por eso nos estamos tomando cinco meses antes de ponerlo en marcha, ya que queremos que haya un sistema de frecuencias que nos permita atender todas las operaciones regionales sin complicaciones”, completó Meoni. Además, se espera que esta decisión nutra a los vuelos de cabotaje con un mayor número de viajeros, simplificando la conectividad con los destinos del interior del país.

Alrededor de 285 vuelos con origen y destino en países limítrofes regresarán a la terminal porteña dentro de cuatro meses. De acuerdo a lo que adelantó el ministro de Transporte de la Nación, todas las aerolíneas implicadas vieron “con buenos ojos” esta iniciativa. Al igual que antes de la mudanza a Ezeiza, llevada a cabo por el gobierno de Cambiemos en dos etapas, sólo operarán Aerolíneas Argentinas, Latam, Gol y Paranair. Según estiman, se verán beneficiados cerca de 500.000 pasajeros por año.