lunes, 29, noviembre, 2021
CubaOnLine

Un pequeño país de África que pasó de uno de los mayores genocidios del Siglo XX, a convertirse en uno de los más seguros del mundo, hoy busca generar el interés del turismo internacional y lo hace a través de su asociación con el mundo del fútbol.

“Definime Ruanda”, le pregunté a la infalible Wikipedia. La respuesta llegó al toque. En inglés y francés es Rwanda, país de Africa Oriental sin salida al mar. Limita con Uganda, Burundi, Tanzania y Congo. Se trata de un pequeño país ubicado en la región de los Grandes lagos de Africa, conocido como las «nieblas de África», también por su fauna salvaje, principalmente por sus gorilas de montaña, por sus ciudades típicas y por los parques nacionales y parajes naturales que ofrece su paisaje montañoso. Su terreno fértil y montañoso le da el título de «Tierra de las mil colinas».
“Ruanda es un país de rentas bajas, que en la última década está consiguiendo las cotas de crecimiento más altas del continente”, dice Wiki. Gran parte de la población trabaja en la agricultura, pero hay una creciente producción mineral y procesamiento de productos agrícolas. Pero ojo, porque el turismo es actualmente la principal fuente de renta del país, y desde 2008 la minería superó al café y al té como principal fuente de productos para exportación.
Aunque es recordado aún hoy por las sangrientas guerras que lo azotaron a final del pasado siglo, y particularmente por el genocidio de 1994, en el que las muertes superaron el millón de personas, Ruanda es, dos décadas más tarde, el país más seguro del continente y el quinto a nivel mundial, según Gallup, que mide la sensación de seguridad ciudadana. El World Economic Forum dice que es el más seguro del continente y el noveno del mundo.
Como turista, la gente no tiene en su top of mind a Ruanda, “si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña”, pensaron los africanos, y a través de Visit Rwanda salieron a ampliar su alcance internacional de la mano del fútbol.
Primero llegó a un acuerdo con el Arsenal, y ahora le llega el turno al PSG, que promocionará al país por los próximos tres años, según anunciaron semanas atrás.
Como parte del acuerdo, la marca Visit Rwanda figura en la espalda, en la parte del uniforme de entrenamiento y las camisetas pre-partido del primer equipo masculino, y además en la manga de la camiseta de juego del equipo femenino. Al mismo tiempo, jugadores y leyendas del club viajarán a Ruanda para vivir experiencias extraordinarias. Y lo compartirán en imágenes a través de sus redes sociales.


El club parisino tiene vocación de internacionalizar su marca utilizando distintos vehículos. Primero, lo más sencillo aunque oneroso, fue sumar jugadores de distintos países a su plantilla, convirtiéndolo en lo más cercano a las Naciones Unidas. Para demostrarlo con ejemplos, en su plantilla 2019/2020 tiene jugadores de España, Costa Rica, Polonia, Brasil, Portugal, Burundi, Alemania, Senegal, Congo, Camerún, Holanda, Bélgica, Benin, Italia, Uruguay y tres argentinos: Paredes, Icardi y Di María. No los cuentes: son 16.
Como “equipo que gana no se cambia”, tal cual se acuñó alguna vez en un tablón de cancha, la misma estrategia repitió el club parisino al diseñar las plantillas del PSG eSports, fundado el 20 de octubre de 2016 en sociedad con Webedia, una agencia creada para desarrollar negocios en juegos electrónicos.
Impacta que de los ocho jugadores que representan al PSG en el juego League of Legends solo hay dos galos. Completan el dram team dos coreanos y un player de países como Holanda, Suecia, Finlandia y Polonia. En el FIFA está más equilibrado: un franchute y un danés. Por fin, entre los entrenadores, son cuatro que cantan la Marsellesa y se entremezcla un dinamarqués.


A eso hay que sumarle una particularidad más del PSG. El sponsor técnico (sea el proveedor de indumentaria) es Nike, pero un año atrás diseñó una estrategia de posicionamiento de una de sus marcas (Air Jordan) no solo en el básquet (por ejemplo, viste a la selección argentina), sino que también le puso el icónico isologo de Michael Jordan saltando hasta las nubes para hacer una “volcada” en el pecho del equipo que tiene a figuras como Mbappé, Neymar y Cavani, además de los argentinos citados.
Ergo: Lo de “Visit Rwanda” en el club parisino no es algo casual. Simple… es parte del proceso.