sábado, 26, septiembre, 2020
CubaOnLine

A través de un cocktail en Anasagasti Bar, Oscar Juárez, director de la compañía, realizó un balance del 2019, y se mostró esperanzado de cara al 2020.

El reloj marcó las 20 horas, y las puertas de Ansagasti Bar (Palermo) se abrieron para dar inicio a una noche repleta de emociones. La luz tenue y la tranquilidad del segundo piso invitaban a despedir el año de la mejor manera, con barra libre, en las que desfilaron varios vasos de cerveza tirada, daiquiris, gin tonics, aperitivos, y hasta algún que otro fernet Branca, sin dejar de lado los platos de jamón crudo, ciboulette, queso parmesano, bastones de pollo y papas con crema al verdeo que sorprendieron a los presentes.

Oscar Juárez, director de Principios, agradeció a los invitados por el esfuerzo que hicieron a lo largo del año, e hizo un balance: Fue un 2019 muy difícil, con un final esperado, por lo menos para mí. Todo lo que estamos viviendo en los últimos días tarde o temprano iba a pasar. Es lógica la medida del impuesto del 30%, sobre todo por la falta de dólares en el país y por las deudas específicamente”.

Al momento de imaginar cómo será el año que viene, Juárez adoptó una postura muy positiva: “El impuesto del 30% ya lo viví, no es algo nuevo. Si las políticas que toma el gobierno fueran para reactivar o dar un poco de certezas para que la gente pueda relajarse un poco, yo creo que vamos a empezar a trabajar con normalidad”.

En medio de la charla, el director de Principios opinó sobre la gestión de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil, y dejó en claro que la relación con Argentina siempre será importante: “Independientemente de sus pensamientos o sus expresiones, aunque no le guste, hay una cuestión estratégica obligatoria. Tiene un perfil provocador, y no me parece que esté preparado para ocupar el cargo que actualmente tiene. Tenemos historia y un gran vínculo comercial inevitable por ser limítrofes”.

Luego de referirse al presidente brasileño, Juárez habló sobre Alberto Fernández: “Más allá de que a la gente le pueda gustar o no, me parece que es un político negociador. Creo que le va a buscar la vuelta para no perjudicar al país, y dudo que entre en el juego de Bolsonaro, al contrario”. 

Previo al habitual sorteo que hacen todos los años, el empresario reconoció que este año será el último en el que premian con dos autos y dos scooters: “El programa de incentivos va a continuar, pero habrá una forma distinta de premiar a los clientes”.

“Tengo esperanzas que el 2020 será un buen año. La temporada se ha venido a medias, y más al ver que llegan muchísimas promociones por segundo de todas las compañías. Es el momento de ser cuidadosos, y seguir apostando por la especialización para proponer nuevos productos”, finalizó.