lunes, 9, diciembre, 2019
CubaOnLine

Darren Hulst director gerente de análisis de mercado y soporte de ventas de Boeing estuvo de visita en Buenos Aires presentando el panorama de los próximos 20 años.

El ejecutivo de la fabricante de aviones norteamericana presentó un completo informe sobre las necesidades de la región en las próximas dos décadas.

Explicó que en los pasados 10 años el número de pasajeros transportados por las aerolíneas de la región se ha más que duplicado y volverá a hacerlo en los próximos 20, para lo cual necesitarán 2960 nuevos aviones.

Los datos de IATA confirman que el crecimiento anual debería ser del 3,6% anual, impulsados fuertemente por el avance de las aerolíneas Low Cost, que ya representan el 35% del mercado total y continuarán atrayendo a más clientes en la región a medida que hacen que volar sea accesible para la población con menores ingresos.

Algunas cifras

De los 2.960 aviones nuevos que el mercado aeronáutico en América Latina necesitará hasta 2038, valorados en US$500.000 millones, 1.160 reemplazarán a aviones más antiguos y 1.800 expandirán la flota, dijo Hulst.

Mientras que aproximadamente 90% de la demanda será para aviones de pasillo único, como el 737 Max 10 de Boeing o el A321 de Airbus SE, aviones de larga distancia como el 777 y el 787 verán una tasa de crecimiento de la demanda más rápida a medida que más ciudades se conectan con vuelos de 5.000 kilómetros o más.

Al día de hoy América Latina cuenta con 1580 aviones, y junto con Asia es la región que más crece en demanda de aviones. Pero a pesar de ello y con 3380 aviones sólo alcanzarán a cubrir el 7% de los 44 mil aviones que vuelan por el mundo.

El mercado de Argentina

También nuestro país debería duplicar su capacidad de asientos ya que según Hulst «Argentina es uno de los mercados que más crece en el mundo», y al le adjudicó un gran potencial por contar con escasos más de 100 aviones del total de los 1580 que tiene América Latina en su conjunto. «La aviación comercial aporta 111.000 millones de dólares en América Latina y 3,9 millones de empleos. Pero mientras a nivel global representa el 3,6% del PBI, en América Latina su impacto es menor. Hay muchas oportunidades para crecer», explicó el funcionario de Boeing. En la Argentina, sólo aportó el 1,7% del PBI, con 300.000 empleos y 9.600 millones de dólares.

Al referirse a la entrada de las aerolíneas de bajo costo en el mercado nacional dijo que “hubo un crecimiento significativo del mercado. En los últimos 14 años, mientras las aerolíneas tradicionales crecieron 1,3 veces en capacidad, las low cost lo hicieron nueve veces».

El avance de la clase media en muchos países de la región ha sido determinante para el crecimiento del movimiento de la aviación comercial y la necesidad de sumar nuevas aeronaves.

«En la Argentina, en los últimos 10 años los pasajeros de vuelos domésticos crecieron 2,5 veces y, en 2018, superaron por primera vez a los internacionales. La apertura del mercado y el ingreso de más aéreas impulsó el aumento. Es uno de los mercados de mayor crecimiento global. El avión de un pasillo es el más utilizado. Desde 2010, el uso de estos aviones en vuelos domésticos o regionales creció 6% anual; desde 2012, 7%. Boeing aporta casi el 50% de estos aviones; Airbus y Embraer se reparten el resto», explicó Hulst.