viernes, 13, diciembre, 2019
CubaOnLine

Una cadena de hoteles de Canarias ofrece descuentos a los huéspedes a cambio de no limpiar la habitación. Y la respuesta de los clientes ha sido cuando menos sorprendente: en apenas dos meses, se han dejado de hacer 10.000 limpiezas de habitaciones.

La marca a&o opera actualmente 35 establecimientos en 21 ciudades de seis países: Alemania, Austria, Holanda, la República Checa, Dinamarca e Italia. Además, pronto abrirá otro hostel en Varsovia. Registra un total de 26.000 plazas, y en el año 2018 registró cinco millones de pernoctaciones, con una facturación anual de 152 millones de euros.

Según explica la cadena de hostels, «cada vez que se limpia una habitación se consumen aproximadamente 7,5 litros de agua (en la descarga de inodoros, aclarado de lavamanos, duchas y pisos) y 0,07 kWh de energía al pasar la aspiradora durante cinco minutos».

La prueba piloto, realizada durante mayo y junio en todos los establecimientos de la cadena, se llevó a cabo del siguiente modo: cada vez que llegaba un cliente, en la recepción se le ofrecía «de manera simbólica» una bebida gratis si prescindía de la limpieza diaria de la habitación, al mismo tiempo que se informaba «sobre los efectos positivos de esta medida en el ahorro de agua y energía».

«La prueba demuestra que los clientes están dispuestos a involucrarse activamente en la política medioambiental de la compañía» afirmó Matthias Posth, gerente de Proyectos de Operaciones de a&o Hostels.

«La idea de prescindir de la limpieza diaria de la habitación no es una novedad, ya que supone un consumo intensivo de agua y energía. No obstante, es una medida efectiva que contribuye a hacer más sostenibles los alojamientos», agregó el directivo.

Resultados
Por lo que respecta a la prueba piloto llevada a cabo por la cadena a&o, «la respuesta nos sorprendió gratamente: no esperábamos llegar a una cifra tan alta», indicó Matthias Posth.

«Con la colaboración de los huéspedes, se han hecho 10.000 limpiezas de habitaciones menos en apenas dos meses, lo que se traduce en un ahorro total de 75.000 litros de agua, 708 kWh de electricidad y 20.000 bolsas de basura. Si cada dos meses se consiguieran cifras similares, se ahorrarían hasta 450.000 litros de agua, 4.248 kWh y 120.000 bolsas de basura en un año», declaró.

“Queremos aprender de las motivaciones, necesidades y expectativas de los jóvenes, uno de nuestros principales segmentos de clientes, para quienes queremos seguir siendo su primera opción de alojamiento”, concluyó.