miércoles, 8, julio, 2020
CubaOnLine

"Yo no quiero más que mi hija me pregunte: Papá, ¿por qué te tienen que bancar todos los demás porque no se hacen las cosas como hay que hacer en Aerolíneas para que no requiera del aporte de los argentinos?", con estas palabras el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, se refirió ayer a lo que estaba aconteciendo en el Aeroparque Jorge Newbery y el Aeropuerto de Ezeiza. 

El conflicto de Aerolíneas Argentinas, que se extendió a los aeropuertos del interior del país, fue el eje del discurso que el Presidente esbozó en la apertura del Hilton Pilar, ante la atenta mirada de autoridades y funcionarios: “Es cierto que todos los meses hay argentinos que vuelan por primera vez, pero aún sigue siendo menos del 5 por ciento de la población. No es justo que el 95 por ciento de los que no lo usan tengan que pagar para que funcione”.

"Este último mes, el ministro (Nicolás) Dujovne tuvo que girar más de 1.000 millones de pesos a Aerolíneas para pagar salarios. Eso equivale a más de dos metrobuses, que usa la mayoría de los argentinos. En nombre de todos los argentinos, les pido a los gremios de Aerolíneas que se sienten con las autoridades y trabajemos juntos para que lo antes posible, Aerolíneas pueda volar sin pedirle plata al resto de los argentinos. Eso lo logra la enorme mayoría de las líneas aéreas del mundo y el resto de las que operan acá. Tenemos que hacer ese esfuerzo", continuó Macri.

El conflicto

Encabezada por los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA), se realizó una medida de fuerza sorpresiva: asambleas en el lugar de trabajo, que comenzaron a las 7 de la mañana, y se extendieron las 17, apróximadamente. 

Fueron asambleas en el Aeroparque Jorge Newbery y el Aeropuerto de Ezeiza, así también como en aeropuertos del interior del país. De acuerdo a la empresa (por ahora) estatal, hubo 258 vuelos cancelados y 30.000 personas afectadas. Mientras que el servicio, informaron, comenzó a normalizarse recién a las 00 horas del viernes. 

Según el comunicado que difundieron: “El gremio no hizo ningún reclamo formal a la empresa. En declaraciones periodísticas, sin embargo, dirigentes sindicales se refirieron a la negociación paritaria en curso. Existe una negociación en curso sobre el tema y la empresa ratifica su voluntad de diálogo al respecto”.

Los usuarios afectados, apuntó AR, podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron. 

Las respuestas no se hicieron esperar y twitter fue un reflejo de esto. Varios dirigentes políticos como Roberto Baradel, Secretario General del Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (SUTEBA); Gabriela Cerruti, Diputada Nacional de Frente Para La Victoria; Hugo Yasky, Secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina y Diputado Nacional de Unidad Ciudadana; Pino Solanas, Senador de la Nación por Proyecto Sur y Mariano Recalde Legislador de la Ciudad de Buenos Aires por Unidad Ciudadana. También, el mediático Jorge Rial se pronunció en contra de las palabras de Mauricio Macri.