lunes, 1, marzo, 2021
CubaOnLine

Durante una transmisión de Fox Sports Argentina, el ex jugador Oscar Ruggieri salió en un móvil directo desde Rusia. Con su ya característico personaje malhumorado, salió a despachar a sus compañeros que estaban maravillados con los paisajes urbanos de la sede del Mundial.
“Pero qué me vienen a hablar a mi de ríos y edificios. Vayan al Delta, ese es nuestro y es mucho mejor”. Al instante, un colega le retruca: “pero no se trata de comparar, son cosas distintas”. Ruggieri, que no salía de su terquedad, arremetió “me hablan de que las aguas son claras, cuando están más negras que el Río de la Plata. Vayan a San Martín de los Andes si quieren agua transparente. Yo acá no vuelvo nunca más”. Cabezón, valoramos mucho que realces las maravillas de nuestro país con tanta efusividad, pero quizás un cacho de humildad, sobre todo en un país que te está recibiendo con los brazos abiertos, no vendría mal…

En el marco de Ciudadanos del Mundo, el programa que Mensajero Turístico tiene en Radio Con Vos, todos los sábado de 14 a 16, Gustavo Santos, el ministro de Turismo de la Nación analizó la realidad del sector y habló sobre un rumor que viene sonando hace días.
“No escuché en boca de ningún funcionario que el Ministerio de Turismo vuelva a ser una Secretaria”, reconoció Santos, dado por concluido el tema.
¡Muchos respiran aliviados!

Dicen por ahí que una entidad empresaria de carácter nacional se encontraba haciendo limpieza de asesores. Todo iba normal, hasta que descubren un detalle bastante bizarro. Resulta que en esa lista, también figuraba un brujo que realizaba una limpieza espiritual de las oficinas de la entidad y se llevaba unos cuantos pesos para la pequeña labor que le tocaba hacer. Ahora la pregunta es: ¿les habrá funcionado la limpieza? Creer o reventar.

La semana pasada se celebró el Día del Orgullo LGBTIQ+ de manera mundial. Por esta razón, muchas compañías decidieron cambiar su logo de perfil en redes sociales, y poner el mismo, pero con los multicolores de la diversidad. Si bien las adhesiones fueron instantáneas, en los muros y cuentas de Twitter e Instagram de varias empresas aéreas, algunas nacionales, se podían observar unos cuantos comentarios llenos odio y homofobia. Estimados, ¡la Edad de Piedra ya pasó hace bastantes años!