lunes, 14, junio, 2021
Fitur

Como lo hemos expresado en varias oportunidades, es nuestro deseo y también consideramos que es nuestra responsabilidad, participar como Asociación Profesional de Pilotos, en la elaboración del Plan Aerocomercial Nacional. Es por ello que ponemos a disposición toda nuestra experiencia de 50 años en el mercado aerocomercial.
Como argentino, como presidente de la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas U.A.L.A. (Asociación Sindical de los pilotos de Austral) que represento y como integrante de la Central de Trabajadores de la Argentina, me veo en la obligación de elevar una propuesta del plan estratégico de política aérea como parte de la solución de los problemas en el transporte aerocomercial de estado público.
Con este plan, además de preservar e incrementar la fuente laboral de los argentinos, se logrará una importante descentralización del tráfico aéreo captando de esta manera el mercado interno y externo que actualmente líneas aéreas extranjeras, están transportando por tener más frecuencias que el grupo empresario AR-AU.   
Es el Estado quien tiene el poder soberano y quien debe determinar las políticas a mediano y largo plazo, en este caso del Transporte Aéreo Comercial.                
Haciendo un análisis general, sabemos perfectamente que en el transporte aerocomercial, la República Argentina está en clara desventaja respecto a la región y al mundo por varios aspectos.                
  Entre ellos mencionamos: 1)  vuelos que empresas extranjeras realizan desde y hacia nuestro país, 2) Tratados Bilaterales de Reciprocidad y 3) el Tratado de Fortaleza.  En el documento adjunto claramente puede observarse que,  de aproximadamente 130 vuelos diarios regionales e internacionales que parten de Argentina, más de 100 son efectuados por compañías del exterior, que representan el 78% del mercado, mientras Aerolíneas Argentina realiza menos de 30 vuelos, es decir el 22% del escenario para la política aerocomercial nacional que no puede ser sostenido en el tiempo.                 
Austral Líneas Aéreas posee un CESA (Certificado de Explotador de Servicios Aéreos) lo suficientemente amplio para realizar vuelos regionales e internacionales el cual fue renovado el 14 de abril de 2011 y también posee rutas Regionales recientemente renovadas en Julio por 15 años a través de la Resolución 137/138/139/140/142.                  
Austral  puede aportar a la política aerocomercial argentina con la realización de dichas rutas regionales, siendo complementaria al grupo empresario en esos destinos y otros, contribuyendo de esta manera a nivelar el actual desequilibrio existente.                
Por otro lado, el hecho que Austral realice vuelos regionales le será útil financiera y contablemente, pudiendo afectar favorablemente a los balances ya que comenzaría a tener ingresos en dólares, contrarrestando costos que sabemos son ineludiblemente en esa moneda.

Mercado de cabotaje  
              
Austral actualmente cubre una parte del mercado de cabotaje interno, operando desde el Aeropuerto Jorge Newbery y desde el mes de junio del corriente desde Córdoba, como base de Austral, descentralizando el mercado aerocomercial de cabotaje, brindando una mayor conectividad a los argentinos, y con la necesidad de basar aviones en dicho aeropuerto debido a la falta de posiciones de estacionamiento en Aeroparque.   
De este modo, se logrará una importante disminución de la densidad del tráfico aéreo en Buenos Aires, lo cual redundará en una mayor efectividad de las frecuencias de las operaciones aerocomerciales.

Mercado Regional e Internacional                
Austral posee un CESA, renovado en abril del 2011, que nos autoriza a realizar vuelos domésticos, regionales e internacionales, regulares y no regulares a todos los continentes sin restricción alguna.                 
Muchas de estas rutas que Austral puede realizar, las operó en los años 2005/2006/2007, volando a Montevideo, Punta del Este, San Pablo, Río de Janeiro, Porto Seguro, Florianópolis, Lima, Santiago de Chile, Caracas, etc, sentando precedentes al respecto.
Dichas rutas, al ser operadas desde la Base Córdoba, con aeronaves Embraer, permitirán recuperar destinos que actualmente son realizados por empresas extranjeras desde esa provincia. De este modo, favorecer a balancear el desequilibrio evidente.
Además, se logrará un aprovechamiento más efectivo de los 700 millones de dólares invertidos por el Estado Nacional en la compra de las aeronaves Embraer.
Los destinos regionales de mayor densidad serán efectuados desde las Bases Aeroparque y Ezeiza, utilizando las aeronaves Embraer y MD, lo cual contribuirá a lograr una importante disminución de las frecuencias de arribos y partidas de los vuelos de Buenos Aires.

Mercado de vuelos Charters                
El negocio de los vuelos charters en la Argentina hoy está siendo realizado en su mayoría por empresas extranjeras especialmente brasileras, donde nuevamente estamos cediendo nuestro mercado interno a empresas y trabajadores extranjeros.
Este es un nicho de mercado no explotado por ningún operador nacional importante y Austral puede ocupar esa parte del mercado, logrando puestos de trabajo para nuestros ciudadanos, abandonando la práctica de ceder el mercado propio a intereses foráneos.                
No podemos dejar de mencionar que Austral posee la capacidad de realizar vuelos comprendidos en el Tratado de Fortaleza (por ejemplo Rosario – Lima, Mendoza – Lima), permitiendo que una empresa nacional contrarreste los pedidos de rutas de empresas extranjeras.

Mercado de carga Aérea               
Actualmente el 80% de la carga nacional la transporta una empresa chilena. Este es otra unidad de ingresos que no está siendo explotada por operadores nacionales, cuando si lo hacen empresas dedicadas exclusivamente a ese negocio, provenientes de otros países.                                
Para poder llevar adelante este plan político aerocomercial es imperante la recuperación de las plazas (4000) con las que originalmente contaba Austral Líneas Aéreas, antes de la gestión estatal. Es necesaria la incorporación de 10 aeronaves MD para poder alcanzar las 3900 plazas.
Además, para complementar la renovación de la flota de aeronaves es precisa la sustitución de los MD por los 737 – 800. Cabe aclarar que son las mismas aeronaves que tiene Aerolíneas Argentinas, lo cual resulta en importantes ahorros en los insumos necesarios para un correcto mantenimiento, estando dentro del plan de negocios propuesto por el Estado Nacional, con la salvedad de que estaríamos incrementando la cantidad de aviones.
Esperamos que este plan político aerocomercial de U.A.L.A. como institución, en pos de la carrera profesional y la defensa laboral de sus asociados, sea de suma utilidad para contribuir al Plan Nacional Aerocomercial.
Así también esperamos que Austral Líneas Aéreas sea incluida definitivamente como un pilar de la política aerocomercial nacional, para poder contribuir a balancear el actual escenario a través de la realización de rutas nacionales,  internacionales, charters y carga.
Estamos convencidos que esta es la manera de comenzar una Estrategia de Política Aerocomercial lógica, razonable y sostenible en el tiempo, de donde se desprenderá, entre otras cosas, el tipo de flota y la cantidad de aviones necesarios para dar cumplimiento al plan.                
Este Plan Nacional protegerá la fuente laboral de los argentinos, y fundamentalmente sentará las bases de una política aerocomercial a largo plazo, para el engrandecimiento de esta industria, de los trabajadores  y de las empresas aerocomerciales nacionales sin distinción.  
Es nuestra intención, poder contribuir como entidad sindical responsable a la solución de los problemas aerocomerciales, ya que creemos que es la mejor forma de apoyar el Proyecto Nacional. De hecho, hemos remitido el 20 de octubre del corriente nuestra propuesta al Señor Jorge Máquez, Director de Tránsito Aéreo (ANAC), quien ha sido designado por el Gobierno Nacional como responsable de la elaboración del Plan Aerocomercial Nacional.

Atentamente,

Cmte. Claudio Somoza, Presidente UALA