jueves, 24, septiembre, 2020
CubaOnLine

La venta de la propiedad que posee Sebastián Piñera en LAN Airlines a tras ser electo Presidente. En el último debate presidencial -realizado el lunes 11 de enero- Piñera fue consultado sobre fechas para concretar la venta y aseguró que ésta se realizará "lo antes posible y antes del 11 de marzo".
Su respuesta significa, en la práctica, enajenar el 26,3% de la participación que tiene en la aerolínea -que maneja a través de las sociedades Axxion S.A., 19,03%; e Inversiones Santa Cecilia S.A., 7,30%- y que está avaluada sobre US$ 1.505 millones.
Con miras a cumplir este compromiso antes de asumir la Presidencia, conocedores del proceso aseguraron que "el Presidente electo ya definió públicamente el régimen al que voluntariamente se someterá en materia de administración de sus inversiones y la enajenación de los activos que le pueden generar algún nivel de conflicto de intereses en el ejercicio de su cargo".
Agregaron que "las operaciones que se efectuarán -especialmente la venta de su participación en LAN y la estructuración de un régimen que asegure la independencia de CHV (Chilevisión) y su consagración al servicio de la cultura, la promoción del deporte y de los valores de nuestra sociedad- comienzan hoy y se darán a conocer en el momento oportuno por el mismo Presidente electo o sus representantes autorizados".
La fórmula para el canal de TV apunta a crear una fundación. Para esta semana están programadas diversas reuniones entre entidades financieras y ejecutivos de Costa Verde Aeronáutica -la sociedad de inversión por medio de la que la familia Cueto posee el 23% de la aerolínea- para definir las alternativas de financiamiento de la compra de las acciones de su socio.
La familia Cueto tiene la prioridad para adquirir los papeles de Piñera, debido a la existencia de un pacto de accionistas, cuya primera versión fue firmada por ambos socios y controladores de la aerolínea el 14 de diciembre de 2000. Una de las opciones apunta a que los Cueto compren una parte de este paquete accionario, que les asegure el control.
Dependiendo del precio -si se paga un "premio" por el control de la compañía, es decir, a un valor sustancialmente superior al que se transa en el mercado- y del porcentaje por adquirir, la venta podría desencadenar una OPA. Sin embargo, existe una interpretación que apunta a que, como la Ley de OPA, promulgada el 20 de diciembre de 2000, es posterior a la firma del pacto de accionistas, ésta podría no aplicarse a esta transacción.
En su primer artículo transitorio, la Ley de OPA establece que a los "pactos de accionistas (…) celebrados con anterioridad a la vigencia de esta ley, en que se haya acordado por las partes derechos preferentes de compra o venta de acciones (…), no le serán aplicables las normas".