jueves, 24, septiembre, 2020
CubaOnLine

La crisis económica en que se encuentra Japan Airlines (JAL) ha obligado a la aerolínea a recortar sus servicios e incluso eliminar algunas rutas ya tradicionales. El pasado viernes despegó desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) el último avión de la conexión con Tokio, luego de operar por 38 años.
"El vuelo entre México y Tokio de Japan Airlines ha sido operado durante 38 años, a partir del 3 de abril de 1972. Además de la recesión económica mundial, se reunieron muchos factores negativos para nuestra empresa, como la presencia del nuevo virus, cambios en la política migratoria de Canadá para el pueblo mexicano, así como el retraso de la entrega de nuevo equipo con el que se esperaba un nuevo vuelo directo, sin escala, entre México y Tokio", dijo Makoto Kishi, director de la aerolínea para México.
Para despedir el último avión operado por JAL que salió del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, autoridades aeroportuarias y de la aerolínea realizaron una ceremonia en la sala 26, previo al abordaje del avión.
Durante su participación, Makoto Kishi consideró que la aerolínea sirvió de móvil para el intercambio cultural entre México y Japón, lo que también ayudó a impulsar el turismo entre ambos países y que se reflejaba en sus vuelos, en los que la mitad o un poco más eran viajeros mexicanos.
Los pasajeros aprovecharon para sacar fotografías y recibieron, luego de documentar su equipaje, un identificador para maletas como recuerdo de este último vuelo operado por la aerolínea.
La conexión México-Tokio era el vuelo más largo que hacía un avión que salía del aeropuerto: 5 horas para llegar a Vancouver, donde hacía escala de una hora, y 10 horas más para llegar hasta Tokio.
Japan Airlines operaba dos vuelos de llegada a la semana (lunes y jueves) y dos de salida (martes y viernes).