viernes, 25, septiembre, 2020
CubaOnLine

Débora Giorgi y Enrique Meyer aseguraron que se realizarán todas las gestiones necesarias para posibilitar que la competencia vuelva al país en el año 2011. Los funcionarios destacaron la inyección de divisas que significó la realización de evento y la promoción incalculable hacia todos los mercados del planeta.

Tras el éxito del Rally Dakar 2010, que acaba de concluir en la Argentina, la ministra de Industria y Turismo de la Nación, Débora Giorgi, aseguró que desde el Gobierno nacional se realizarán todas las gestiones necesarias para posibilitar que la competencia vuelva al país en la edición del próximo año.
“Estamos muy satisfechos con los beneficios que significa la realización de este acontecimiento deportivo de relevancia internacional, por lo que redoblaremos los esfuerzos para que el próximo año podamos ser sede una vez más del Rally Dakar, como lo hicimos en 2009 y en 2010”, adelantó Giorgi desde la provincia de San Juan, donde presenció -acompañada por el gobernador provincial, José Luis Gioja, y el Secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer- la undécima etapa del Rally Dakar 2010, que significó el regreso de la competencia a tierras argentinas tras su paso por Chile.
“Esta semana logramos el 50 por ciento de probabilidades de volver a ser elegidos como organizadores de la edición 2011 del Rally Dakar y esperamos conseguir el 50 por ciento restante durante el primer mes siguiente a la finalización de la edición 2010”, dijo Enrique Meyer.
El funcionario explicó que el éxito en las ediciones 2009 y 2010, debido a las condiciones brindadas en materia de seguridad y logística, así como la masiva afluencia de público, aumenta las posibilidades de realizar la edición 2011. “Con la realización del Dakar, se produjo la instalación de la Argentina en el mundo, no sólo por ofrecer diversidad paisajística sino también por garantizar la seguridad y calidad del país”, explicó.

Buena ocupación
La edición 2010 del Rally posibilitó que Argentina reciba 120 millones de dólares, un 15 por ciento más del impacto que tuvo la realización de la primera edición del Dakar en 2009. Esto se debe a la inyección de divisas que genera la convocatoria a turistas de todo el mundo y el impulso que al paso del Rally reciben las economías regionales en rubros como el hotelero y el gastronómico.
Sólo en San Juan, la capacidad hotelera estuvo ocupada por encima del 90 por ciento. “Un evento de estas características tiene un formidable efecto multiplicador sobre el turismo, ya que genera ingreso de divisas, posicionamiento internacional de la Argentina como destino turístico e impulso a las industrias y actividades relacionadas”, destacó la ministra.

Los hoteleros, contentos
“El sábado y domingo que pasó el Rally Dakar por la provincia de Córdoba tuvimos mayor cantidad de ocupación”, dijo Carolina Kadzyelsky, ejecutiva de Cuentas Winsdor Hotel y Tower Córdoba.
“Gracias al Dakar tenemos una ocupación de 100 por ciento, y en el 2009, a esta misma altura, no teníamos el hotel completo, es decir que en San Juan ha impactado favorablemente y no sólo por uno o dos días sino que la gente ya se ha acercado durante toda la semana. Los viajeros comenzaron a ingresar el domingo anterior al Rally, con planes de esperarlo ya ubicados. Nos ha visitado una gran cantidad de gente proveniente de Chile, y el resto de la ocupación se completa con gente de otras provincias”, señaló Paula Icasati, gerente de Ventas del Hotel América de San Juan.

Impacto en las Economías Regionales
La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), a través de su Departamento de Relación con Filiales, está realizando un relevamiento en las Filiales de las ciudades que integran el recorrido del Rally Dakar, observando que los resultados de la edición 2010 serán sensiblemente mejores que los del Rally Dakar 2009.
“La convocatoria de turistas de todo el mundo, la movilización del mercado interno, el flujo que mueve la misma organización del evento, los competidores y sus familias hacen que los establecimientos hoteleros y gastronómicos de las ciudades por las que pasa el Rally aumenten su ocupación, mejorando considerablemente el promedio mensual. La importancia de impulsar a la actividad reside en que se trata de un sector con alta participación en PyMEs, que contribuye al crecimiento económico y a la generación de empleo”, dijo Oscar Ghezzi, presidente de FEHGRA. “El Dakar nos ofrece la excelente oportunidad de seguir posicionando a Argentina como destino turístico internacional”, agregó.

Buenos Aires, el termómetro
La largada del Dakar en el obelisco fue vista por 800 mil personas, y trajo al país 9 mil turistas, que desembolsaron unos doce millones de dólares. A esta ganancia, también hay que sumarle el impacto mediático. Hubo 1.153 horas de cobertura televisiva valuadas en 390 millones de dólares.
El promedio de ocupación para los hoteles 4 y 5 estrellas fue del 86 por ciento. En los hoteles 5 estrellas la ocupación se incrementó casi el 11 por ciento y en los 4 estrellas superó el 18 por ciento, respecto a igual período anterior. La estimación del total de turistas arribados a Buenos Aires fue de 9000, 12 por ciento más respecto a 2009.
El 35 por ciento del total de visitantes extranjeros correspondió al mercado Brasil- más de 3 mil brasileños. En segundo término se ubica el resto de los países regionales: Colombia, Venezuela, México, Chile y Uruguay. También se registró ocupación de turistas procedentes de Europa, aunque en menor porcentaje.

Repercusiones en Mendoza

El gobernador mendocino Celso Jaque declaró que el paso por su provincia del Rally Dakar dejó beneficios económicos por más de 6 millones de dólares (entre un 5 y 7 por ciento de los ingresos a nivel nacional, que según las fuentes oficiales trepó a los 120 millones de dólares). Además, destacó los niveles de promoción a nivel mundial logrados, cuyo costo sería inalcanzable por otros medios.
El funcionario, que estuvo presente durante la carrera, al igual que el secretario de Turismo, Luis Böhm, explicó que esta competencia también es un motor de la economía provincial porque genera ingresos en la parte hotelera y gastron&oa