viernes, 25, septiembre, 2020
CubaOnLine

El presidente y CEO de Sabre Holdings, Sam Gilliland, se refirió al turismo “en tiempos difíciles” ante el subcomité del Senado de los Estados Unidos. En esa oportunidad, el directivo de la firma instó al Congreso y al Poder Ejecutivo de ese país a que tomen medidas que ayuden a la industria de viajes.
Gilliland calificó el 2009 como “el año de las ofertas de viajes”, pero advirtió que eso se podría evaporar si la salud de la industria turística se continúa deteriorando. Por ese motivo, hizo un llamado al Gobierno de los Estados Unidos para que emprenda acciones en las siguientes cuatro áreas fundamentales para la actividad: política energética, política ambiental, modernización del control del tráfico aéreo y directrices para los viajes del ministerio de Hacienda.
En materia energética, el CEO de Sabre propone “reducir la dependencia del petróleo extranjero y brindar incentivos para impulsar la investigación, el desarrollo y la entrega de combustibles alternativos para uso comercial”.
Desde el punto de vista ambiental, Gilliland plantea establecer políticas que reduzcan los gases de efecto invernadero que dañan el medio ambiente, y asegurarse de que sean compartidas por todas las industrias. “La industria aérea no debería ser un chivo expiatorio en el tema de las emisiones de carbono, solamente representa el dos o tres por ciento de las emisiones de carbono que el hombre emite al mundo”, dijo.
www.sabre-holdings.com