viernes, 25, septiembre, 2020
CubaOnLine

Spanair ha decidido plantar cara al tren de alta velocidad en su trayecto estrella: la ruta Madrid-Barcelona. Desde ayer regala dos días de estacionamiento en los aeropuertos de Barajas y El Prat a los pasajeros que viajen con billete de ida y vuelta en clase Business, y un día a los clientes que tengan billete de ida y vuelta en clase Avant. Ambas categorías engloban al 20% de sus pasajeros que vuelan de Madrid a Barcelona y viceversa.
Para hacer realidad esta oferta la aerolínea ha llegado a un acuerdo con Avip, entidad participada por la gestora de estacionamientos Arbepa y la concesionaria de infraestructuras Cointer (Grupo Azvi), para tener acceso a sus estacionamientos durante un año prorrogable, según publica Cinco Días. Avip tiene 1.000 plazas entre las Terminales 1 y 2 de Barajas y otras 500 en la T4. Goza de una concesión de AENA que le permite llegar a pactos especiales con aerolíneas y agencias de viajes. De hecho, mantiene contactos con Iberia desde hace cuatro meses y los tiene planificados con Air Europa con la intención de cerrar un acuerdo semejante.
El puente aéreo mantiene un 53,9% de cuota frente al 46,1% del AVE, que se estrenó en febrero de 2008. El tren vende velocidad y comodidad de embarque, y sobre todo deja al pasajero en el mismo centro de la ciudad. Sin embargo, la oferta del AVE tiene un punto débil: la escasez de estacionamiento para  vehículos privados de sus pasajeros en las estaciones de Atocha y Sants.
Atocha tiene 965 plazas de estacionamiento para el tren de alta velocidad y una bolsa de 130 taxis. La estación de Sants, en el centro de Barcelona, tiene 960 plazas, y 140 plazas de taxi. Estas cifras contrastan con las 21.000 del aeropuerto de Madrid (la bolsa de taxis es de 1.200) y las 13.000 del de Barcelona (la bolsa de taxis es de 600).
Spanair opera unos 750 vuelos a la semana entre la capital y la Ciudad Condal. La plaza para el coche del usuario del puente aéreo se suma a ventajas como el acceso a salas VIP de Star Alliance, mostradores de facturación reservados, prioridad en listas de espera en vuelos, etcétera.
Las tarifas oficiales que mantiene AVIP en Barajas van de los 60 euros por un día de estacionamiento en el parking VIP a los 300 euros que cobra por custodiar un vehículo durante un mes. Debido a la crisis que atraviesa el sector aéreo, esta primavera ha rebajado sus precios hasta los 23 euros la