miércoles, 23, septiembre, 2020
CubaOnLine

La megaplanta de producción de pasta de celulosa que impulsaba edificar en Conchillas la empresa ENCE, está en suspenso tras la concreción de la venta del proyecto a las empresas sueco-finlandesa Stora Enso y la chilena Arauco. El intendente de Colonia, Walter Zimmer, consideró este martes en radio El Espectador que el eventual retiro del proyecto de la empresa española puede capitalizarse a favor del departamento, por ejemplo, con la construcción de un proyecto turístico.
A título personal el jefe comunal comentó que no está preocupado por la puja entre departamentos por lo que podría implicar el trasladado a Durazno o Tacuarembó de la planta de Conchillas. Por el contrario, dijo que “si le dejan la explanada que se construyó” eso podría reutilizarse para algún “emprendimiento turístico que da más resultado, más rédito, que una planta de celulosa”.
A modo de ejemplo, Zimmer mencionó que la creación de los aproximadamente 5.000 puestos de trabajo que se generarían con la construcción de la planta, en unos dos años se reducirían a unos 300. Para el intendente un proyecto turístico es más rentable también en ese sentido.
“Es una zona costera hermosa de varios kilómetros donde antes había canteras. Es un área preciosa que quedó muy bien, hay que definir si alguien quiere invertir”, agregó. Pese a esto el intendente aclaró que por el momento no recibió una comunicación formal del retiro de la planta.
La firma sueco finlandesa Stora Enso anunció este lunes que comprará, junto con la empresa chilena Arauco y Constitución, la mayor parte del proyecto industrial ENCE en Uruguay, por US$ 344 millones. El negocio incluye la construcción de una pastera en Punta Pereira, Conchillas (Colonia), proyecto en el que ENCE ya realizó movimientos de tierra y otras inversiones.
Inicialmente ENCE propuso construir una gran planta de celulosa al norte de Fray Bentos. Pero la instalación de la gigantesca planta de Botnia en las inmediaciones, más los conflictos surgidos con Argentina por esos proyectos, hicieron que la papelera española anunciara en diciembre de 2006 que optaría por instalarla en Punta Pereira, Conchillas, departamento de Colonia. ENCE inició los movimientos de tierra en esa zona, base de la construcción, pero entonces la crisis financiera internacional, que estalló en 2008, recortó sus posibilidades de captar capital para un proyecto valuado en más de 1.000 millones de euros.
En enero de este año, la empresa española ya había anunciado posibles “alternativas estratégicas” para enfrentar la coyuntura económica actual, entre las que se encontraba la incorporación de algún socio para continuar con el proyecto de Punta Pereira. ENCE posee tres plantas productoras de celulosa y 50.000 hectáreas forestad