martes, 29, septiembre, 2020
CubaOnLine

Una nueva edición de FITCuba sirvió para destacar el buen rendimiento turístico de la isla y las previsiones para lo que resta del año. Se remarcó además cuáles con los mercados prioritarios para profundizar las tareas de promoción de la isla como destino turístico.

Con dos objetivos relevantes: promocionar la Ciudades Patrimoniales y potenciar su mercado turístico -con un blanco elegido: Alemania- se llevó a cabo una nueva edición de FITCuba en la isla caribeña.
La XXIX Feria Internacional de Turismo de Cuba, el evento anual más relevante del sector, se extendió durante cinco días e incluyó presentaciones del Destino Cuba y de varios grupos y receptivos de la Isla, como las agencias de viajes Havanatur, Cubatur, Gaviota Tour y Viajes Cubanacán. Además sesionaron rondas de negocios y se conoció a los principales operadores que contribuyeron con el desarrollo turístico de la isla.
Agentes de viajes, operadores y periodistas de más de 50 países del mundo que se hicieron presentes en la isla durante la realización del evento pudieron disfrutar de viajes de familiarización por las urbes patrimoniales de Remedios, Cienfuegos, Trinidad, Camagüey, Bayamo y Santiago de Cuba que se realizaron con el objetivo de potenciar los atributos del Destino Cuba, que actualmente se posiciona como el tercer destino del turismo en el Caribe.

La palabra de Marrero
El ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero, consideró como una muestra de confianza, en medio de la crisis económica mundial, la presencia de unos mil turoperadores de 54 países y de 180 periodistas de 34 naciones. Además Marrero destacó que los visitantes quedaron gratamente impresionados con el recorrido que mostró la recuperación de los centros históricos de Remedios, Cienfuegos, Trinidad y Camagüey, que ya no sólo forman parte de la historia cubana y mundial sino que ahora fueron recuperados para el turismo.
El ministro remarcó que ha sido la posibilidad de mostrar el gran abanico de opciones culturales, patrimoniales, naturales y sociales de la oferta turística cubana, que tiene ante sí el reto de diversificarse y avanzar a pesar de las actuales complejidades de la economía mundial.
En la apertura de la Feria, realizada en el complejo histórico-cultural de Morro-Cabaña, Marrero afirmó que la industria recreativa cubana crece pese a la crisis y confirmó que el 2008 fue el mejor año del turismo cubano con un crecimiento de visitantes superior al nueve por ciento y al 12% en los ingresos: “Sí, aunque estamos viviendo momentos muy difíciles, la crisis financiera internacional afecta a todos los sectores, impacta también en el turismo y muchos países decrecen; pero nosotros a pesar de eso cerramos el invierno 2008 con el crecimiento del dos por ciento y hemos tenido una respuesta muy importante de los periodistas, de los tur-operadores y de las aerolíneas; y pensamos que por el trabajo que realizamos y con los resultados propios de la feria, el 2009 no será tan malo como podría ser teniendo en cuenta las condiciones económicas globales”.
Además el ministro afirmó: “El turismo cubano no se detiene en el tiempo, avanza a paso firme y se consolida, a pesar del bloqueo norteamericano y no exento de la crisis que afecta a todo el mundo”.

La importancia del turismo
Por todo eso, la industria de los viajes mantiene un rol primordial en la economía de la isla. Así lo confirmó Marrero: “el sector de ocio continúa siendo una prioridad para el desarrollo nacional, por su condición de ser una  de las principales fuentes de ingresos de divisas”. “Nada ha impedido -planteó el ministro- que Cuba impulse esta esfera y cuente hoy con una oferta de 47.500 habitaciones, el 62 por ciento de cuatro y cinco estrellas; diez aeropuertos internacionales e igual cantidad de marinas, así como tres terminales para cruceros”.
El ministro además informó que en la actualidad existen en operación 68 contratos de administración y comercialización firmados con 13 grupos hoteleros internacionales, que cuentan con un total de 28.026  habitaciones, el 53,2  por ciento del total del país. Entre los puntos señalados como vitales para el desarrollo de la actividad en la isla, el ministro señaló como prioridad la reparación capital de las instalaciones para elevar la calidad del servicio turístico en el país “nuestra prioridad es ir transformando los hoteles existentes con el fin de modernizarlos y hacerlos competitivos”. Marrero enfatizó en promover la diversificación, con la recuperación de mercados como Europa, América Latina y otros, y subrayó que Cuba no espera la avalancha de un turismo fácil y a pesar de las limitaciones impuestas continuará ofreciendo los atributos turísticos de la Isla a todos los países y en igualdad de condiciones. También refirió que el Destino Cuba es muy conocido internacionalmente por su fortaleza en el producto Sol y Playa, sin embargo existen otras potencialidades sin explotar como las riquezas patrimoniales, culturales y naturales.

El patrimonio de una isla con historia

FITCuba 09, dedicada a Alemania como mercado, a las Ciudades Patrimoniales de Cuba y al turismo de circuitos y excursiones sirvió como marco para recorrer villas como Baracoa, Bayamo, Trinidad, Sancti Spíritus, Camagüey, Santiago de Cuba y Ciudad de La Habana.
Los directivos y periodistas pudieron apreciar, por ejemplo en Santiago de Cuba, la segunda ciudad en importancia de la isla, lugares de enorme interés, entre los cuales sobresale el museo del antiguo cuartel Moncada, asaltado el 26 de julio de 1953 por Fidel Castro y sus compañeros de luchas revolucionarias.
También conocieron, en la entrada de la bahía, la fortaleza de San Pedro de la Roca del Morro, Patrimonio de la Humanidad, y el Santuario de la Virgen de la Caridad, situado a unos 15 kilómetros en el poblado de El Cobre.
En ese sentido, el recorrido se vincula con la expectativa en torno a las ciudades patrimoniales cubanas, uno de los temas convocados en el evento, y con el énfasis que se pondrá durante la trigésima edición, en el 2010, en el oriente del país.
El ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero, acompañó al grupo, que apreció en Camagüey los atractivos patrimoniales, históricos, arquitectónicos, culinarios y culturales del emporio, originado en 1514.

Los mercados potenciales

Canadá, Reino Unido, España, Italia, Alemania, Francia y México fueron citados por Manuel Marrero como los principales países emisores, “aunque la prioridad es la diversificación de los mercados, razón por la cual se trabaja con Chile, Argentina, Rusia, China, Japón y se mira hacia India, un gigante que emerge con vitalidad para el negocio de los viajes”. En ese sentido, para mayo del 2010 fue convocada la XXX Feria Internacional de Turismo, que estará dedicada al oriente cubano, como área geográfica, y tendrá como país invitado a Rusia.