domingo, 27, septiembre, 2020
CubaOnLine

Unos 700 profesionales de la industria turística internacional, en representación de compañías aéreas, operadores de turismo y grupos hoteleros de unos cuarenta países, más una docena de ministros estarán presentes en este cumbre, que será inaugurada por el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, refiere un reporte de AFP.
El número de viajeros internacionales cayó un 7,7% en los primeros dos meses de este año respecto al 2008, según dio a conocer este martes en Madrid la Organización Mundial del Turismo (OMT), que achacó este descenso a la crisis económica mundial.
La crisis aparece como el principal motivo de preocupación de la OMT, a la que ha venido a unirse el impacto de la gripe porcina, señaló el secretario general del organismo, Taleb Rifai.
No obstante, es "prematuro" dar cifras sobre el impacto que pueda haber tenido este nuevo problema en el turismo, dijo Rifai.
De su lado, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) estimó que la industria del turismo sufrirá una baja de 3,5% en sus actividades este año, tras el incremento del 1% en 2008.
En dos años, entre 2008 y 2009, el número de puestos de trabajo en relación directa o indirecta con el turismo disminuirá de 238 a 220 millones, según las previsiones del organismo privado de empresarios, con sede el Londres.
En época de crisis, "la gente tiene tendencia a viajar durante menos tiempo, más cerca y a gastar menos. Con la gripe porcina, los síntomas de la crisis van a acentuarse", declaró a la AFP Jean-Paul Baumgarten, presidente del WTTC.
De este modo, la gripe A confirmará "la disminución de los viajes de larga distancia que ya se notaba con la crisis", e incitará a los turistas a desplazarse en el interior de sus propios países.
A diferencia de anteriores crisis sanitarias, como la neumonía atípica (SRAS) en 2003, que estaba geográficamente limitada, el virus H1N1 aparece más extendido, recordó Baumgarten.
El transporte aéreo aparece como el más afectado por los efectos de la gripe A, seguido del sector hotelero", según el dirigente del WTTA.
"Todos los destinos del mundo han sufrido el descenso de la demanda en los mayores mercados emisores", según la OMT, que constató una disminución de la llegada de turistas en todo el mundo excepto en América Central y del Sur, el norte de África y el África Subsahariana.
La crisis "seguramente va a reforzar la tendencia a la concentración en la industria del turismo", según Baumgarten. "Cada vez que hay una crisis, hay empresas que desaparecen, son las más fuertes las que sobreviven", comentó.
A diferencia de lo que ocurre con la industria del automóvil, el turismo no demanda planes de reactivación, pero sí pide recortar los innumerables impuestos que pesan sobre este sector.
"Es una industria extremadamente frágil, y los gobiernos tienen tendencia a aplicar demasiados impuestos a los pasajes de avión, a los hoteles. Déjennos tranquilos", expresó Baumgarten.