martes, 29, septiembre, 2020
CubaOnLine

Turismo con autoridad jerarquizada en el Estado

Para el  turismo es una necesidad de hoy contar con autoridad jerarquizada -junto a la decisión de los gobiernos– para  llevar a esta  multidisciplina, motivadora de los viajes, el consumo y el bienestar de la gente a un futuro aún más  promisorio.

Este sector moderno, creador de puestos de trabajo, como pocos,  tiene como muchos sabemos, ciertas particularidades que  solo se salvan si se toma conciencia de que no tiene capacidad de hacer stock de sus productos  (la cama de hotel o la  butaca del transporte turístico que no se ocupa, se pierde de por vida, entre otros condicionantes de su personalidad –no industrial-).

Por su condición de inducir productos sumamente precederos,  su conducción  necesita la toma de  decisiones veloces y  oportunas del mayor nivel nacional, provincial  o municipal que corresponda).

"Recordamos que el turismo es una multidisciplina, movilizadora e integradora trasversal de  otras disciplinas y saberes que se nutren recíprocamente".

Históricamente se ha repetido  en el mundo la clásica fórmula de darle al Turismo, en la conducción de los Estados,una jerarquía asociada a temas de producción, finanzas, bienestar, y en lugar de acrecentar su rango, se lo termina diluyendo ante la toma de otras decisiones que, por sus historias de mayor antigüedad, y lobby influyentes (por ejemplo, la industria en general o el desarrollo rural), terminan postergándolo, marginando o complicando los mecanismos burocráticos para  la toma, en tiempo y forma, de las medidas  que la magnitud y personalidad de la actividad de servicios, requiere.