miércoles, 30, septiembre, 2020
CubaOnLine

Cristina Kirchner exhortó a los diplomáticos a que “vendan Argentina en el exterior” en un evento donde la secretaría de Turismo tuvo un rol de relevancia. Mensajero dialogó con los embajadores de los principales mercados emisivos para conocer el trabajo que se está realizando en materia de turismo.

Desde el lunes 9 y hasta el 11 de marzo, los diplomáticos argentinos en el mundo se dieron cita en el Palacio San Martín para participar de la Primera Convocatoria de la República Argentina a todos los Embajadores de nuestro país destinados en el exterior. Fue en ese ámbito donde la primera mandataria reclamó que cada uno de los diplomáticos se convierta en un “lobbista de las empresas de nuestro país” en el juego comercial global. “Los diplomáticos deben vincularse activamente con las cámaras en materia de comercio, servicios y turismo”, agregó. Además, la mandataria llamó a que los representantes del país en el exterior “vendan Argentina”. El concepto “turismo”, vertido en el discurso de la Presidenta, quedó resonando en los oídos de los actores locales del sector. No fueron palabras vacías; de hecho, el mismo secretario de Turismo de la Nación pudo hacer su descargo frente a los representantes de la red consular argentina. En su discurso, Enrique Meyer bosquejó el proyecto nacional de desarrollo turístico que se está llevando a cabo y destacó el trabajo realizado en los últimos cinco años. Más tarde, el funcionario hizo referencia a la nueva adquisición de su cartera, Estrategia Marca País, en la que formarán parte activa los embajadores argentinos.
Mensajero dialogó con Leonardo Boto Álvarez, presidente del Instituto Nacional de Promoción Turística (InProTur), quien puso de relieve la importancia de “haber establecido el contacto directo con los embajadores de los principales mercados emisivos para Argentina” y agregó: “Dialogamos sobre la presencia de folletería y material audiovisual en las embajadas, el acompañamiento en las acciones de InProTur y sentamos las bases para desarrollar una participación más activa en el futuro”.
Luego de la petición oficial, la principal sospecha que recayó sobre los diplomáticos fue que se estaba trabajando poco para ayudar a “vender” el turismo argentino en el exterior. Al respeto, Boto Álvarez, fue cauteloso: “Fue un llamado al compromiso de dinamizar aún más los aspectos económicos de cada una de las misiones. El apoyo y la participación de las embajadas generalmente está; lo bueno de esto es tenerlos a todos cautivos y ya no depender sólo del conocimiento o la buena volunta puntual de algún embajador, sino sistematizar este pedido a través del encargo de la Presidenta, esto es lo novedoso e interesante”.

Respuesta urgente
Este medio se acercó hasta el palacio San Martín, sede de la Cancillería y pudo dialogar, en exclusiva, con distintos diplomáticos. Carlos Bettini, embajador argentino en España, mencionó que su embajada “le ha facilitado un recinto a la SECTUR, como una dependencia más. A diferencia de lo que pensaban otros funcionarios que separaban las áreas, yo creo que trabajando conjuntamente todo es más provechoso”. “Este esquema se incorporó hace dos años y medio -agregó-, hubo un cambio de perspectiva,  antes el turismo no existía; y con las nuevas directivas de la Presidenta, se va a intensificar la promoción”.
Por su parte Martín Balza, titular de la Embajada argentina en Colombia, resaltó que “gracias al accionar de los promotores de turismo y del trabajo de la Embajada, el turismo proveniente de Colombia se ha incrementado de 25 a 75 mil personas”. A la vez, advirtió que “este trabajo ya se venía haciendo”, y coincidió con su par en España en el hecho de que a partir del pedido presidencial, la promoción va a incrementarse.
Ginés González García, embajador en Chile, afirmó que si bien la “Cancillería venía haciendo su trabajo en el área, ahora es mucho más intenso”.
Ante la pregunta de este medio, los cónsules en Nueva York y Miami, Alejandro Bertolo y Miguel Talento, respectivamente, destacaron que la SECTUR cuenta con un espacio de promoción propio en ambos edificios.
Hace tres años que el InProTur cuenta con un representante en la Embajada de Argentina en Francia y, de acuerdo a los números, el tráfico de turistas galos a nuestras tierras se incrementó en un 10 por ciento respecto de 2008. Así lo expresó a Mensajero, el embajador en ese país, Luis Ureta Sáenz Peña. “Este aumento está directamente vinculado con el trabajo de promoción, tener un representante en destino es una estrategia excelente”, agregó.
Otro ejemplo de diplomacia exitosa es la de Noruega. “Antes de 2006, el turismo noruego no existía en Argentina, hoy nuestro país es un destino turístico para ellos”, dijo a este medio el embajador Juan Manuel Ortiz de Rozas. “Esto se debe al apoyo constante que recibimos de SECTUR y al trabajo de promoción que iniciamos en destino”, agregó.

Avanza la sinergia
Este medio accedió a dos importantes funcionarios de la Cancillería, el embajador Luis Kreckler, subsecretario de comercio internacional; y el vicecanciller Victorio Taccetti. Ambos pusieron de relieve el trabajo sinérgico de su área y la de Turismo. Al respecto, Kreckler afirmó que “SECTUR e InProTur utilizan la red de embajadas para todas las actividades de promoción en el mundo y este año ha habido un incremento importantísimo en ese aspecto. La estrategia Marca País tiene tres responsables -explicó-, la secretaría de Medios, la secretaría de Turismo y la Cancillería y el trabajo de los embajadores es fundamental, sin las embajadas sería imposible poder instrumentar Marca País”. Por su parte, el Vicecanciller remarcó que en los últimos años ha habido un incremento en “la cantidad y calidad de material turístico que reciben las Embajadas, aspecto fundamental para ‘vender’ el país”.

Cuentas pendientes
Así como la mayoría de los países destacaron la sinergia entre Cancillería y Turismo, el embajador en China, Carlos Mayoral, reclamó mayor atención y una liberalización en la cuestión de las visas. “La SECTUR debería incrementar la promoción en China, los ciudadanos chinos no conocen Argentina, por eso no vienen. Por otro lado, obtener una visa demanda mucho tiempo para ellos. Es triste, porque Argentina está entre los países que China permite visitar a sus ciudadanos”.

Una oportunidad perdida

El jueves, en el Palacio San Martín, los embajadores se llevaron carpetas con propuestas concretas de los empresarios. A la vez, las cámaras privadas de todos los rubros pudieron entrevistarse, cara a cara, con el diplomático de su interés. Una buena oportunidad para eyectar su negocio al mundo. Sin embargo, el empresariado turístico no la aprovechó. La Cámara Argentina de Turismo (CAT) no pasó por Cancillería y perdió una buena chance de concretar con los principales mercados. Su titular, Juan Mirenna, consultado por este medio sobre la ausencia en el evento, respondió, desde Puerto Madryn -donde está encabezando un seminario de la Cámara-, que “no fueron invitados a participar”.