domingo, 17, enero, 2021
CubaOnLine

Vista Sol es una cadena que abrió sus puertas en Buenos Aires en el 2005, luego de su llegada a República Dominicana.
Ahora la empresa está en plena construcción de un segundo hotel en la capital argentina, que se inaugurará en mayo del 2010 y, a diferencia del primer establecimiento, se está haciendo íntegramente desde cero.
El público corporativo representa un 30 por ciento de las ventas del Vista Sol Buenos Aires. Si bien este segmento es importante dado el perfil del hotel (una construcción moderna, donde el diseño y la tecnología son protagonistas), la cadena siempre tuvo como target principal el tour & travel, por eso, el plan es lograr un mix entre estos dos mercados.
Paula Mirandeborde, ejecutiva de Cuentas de Vista Sol, es la encargada de darle impulso al mercado del interior del país, especialmente Mendoza y Córdoba.
El diseño del complejo fue originalmente pensado para el público europeo y estadounidense, pero la importante afluencia de pasajeros de Brasil colocó a éste país como principal emisor de huéspedes, lo que fue una grata sorpresa para la compañía. En segundo lugar se coloca Alemania, luego España y el cuarto puesto lo ocupa Estados Unidos.
La gerencia del hotel apuesta a la creatividad: “la cuestión no reside en bajar permanentemente los precios, sino buscar la forma de darle un valor agregado al producto. Por ejemplo, desde que abrimos, incluimos el desayuno el día de la llegada del pasajero” dijo Jacqueline Bel, gerente Comercial.
El servicio personalizado es otro punto fuerte de la compañía, no sólo hacia el huésped sino también en la capacitación de su personal.
ww