domingo, 27, septiembre, 2020
CubaOnLine

El equipo de rescate animal de SeaWorld Orlando acaba de devolver a su hábitat natural a la manatí más grande que el parque ha tenido bajo su cuidado en toda su historia. Se trata de Rita, la vaca marina de 3,7 metros de largo que pesa más de 1,3 toneladas. Debido a su gran tamaño, se tuvo que utilizar una grúa especial para trasladar a Rita y bajarla al agua en el Blue Springs State Park en Orange City, Florida.
Rita fue rescatada en 1982 -hace más de 26 años- en el Banana River de la isla de Merritt, cuando una de sus aletas quedó enganchada en una trampa para cangrejos. Debido a la herida, los veterinarios de SeaWorld se vieron en la necesidad de practicarle la amputación.
La cuarentena impuesta por las autoridades sanitarias de Florida por el virus de papiloma mantuvo a Rita en SeaWorld por mucho más tiempo de lo previsto. En aquél entonces, se temía que el virus de papiloma, al que Rita pudo haber sido expuesta, podría propagarse entre los manatíes que vivían en su hábitat natural. Las investigaciones más recientes han demostrado que este virus ya existe en el hábitat natural y no representa una amenaza a los manatíes.
Es la primera vez que SeaWorld devuelve a su hábitat natural a un animal que permaneció por tanto tiempo bajo los cuidados del parque. Rita ha sido marcada y es monitoreada tanto por satélite como visualmente, para observar su adaptación en el nuevo hogar. Los amantes de los manatíes pueden seguirle la pista a Rita online en www.seaworld.org, donde hay imágenes satelitales sobre el movimiento de esta manatí gigante. Los voceros del parque precisaron que en caso de tener dificultades para sobrevivir, Rita será