sábado, 16, enero, 2021
CubaOnLine

“Es un tema muy complejo y son cosas que no se resuelven de la noche a la mañana” confirma Fabricio Di Giambattista, presidente de Aviabue al ser consultado por Mensajero Periódico Turístico sobre las acciones que llevan a cabo las asociaciones que nuclean a los agentes de viajes en relación al Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios que podrían tener consecuencias en el futuro de todas las agencias como cita el descargo de Ricale que presentamos en la página anterior.
Pascual Barbieri, asesor de AAAVyT, confirmó a este medio que la Asociación está realizando presentaciones en la AFIP desde hace más de un año con respecto a este tema; y además está realizando un trabajo en paralelo con la Secretaría de Turismo de la Nación en el Ministerio de Economía: “hemos tenido varias reuniones con funcionarios de la Subsecretaría de Ingresos Públicos en conjunto con especialistas de la Sectur”. Pero los tiempos de la política son diferentes. Y lo que complica todavía más la situación es el reclamo de varios sectores por la modificación del tributo: si el Gobierno Nacional accede al reclamo de los Agentes de Viajes, también tendría que hacerlo con el resto de los sectores.
“Las asociaciones trabajan, el tema es que no se ven los resultados hasta que salen los cambios en las leyes” afirmó Barbieri a este medio, y completó: “un dictamen favorable a Ricale sería una ayuda pero más positivo sería que la AFIP resolviera en torno al pedido de toda la Asociación. Aunque lo que cerraría el problema definitivamente sería la modificación de la ley para que los Agentes de Viajes sean contemplados como intermediarios. Para eso estamos trabajando y somos optimistas”.
En ese sentido, Ricardo Roza, presidente de AAAVyT expresó la posición de la Asociación: “en el caso concreto del impuesto a los débitos y créditos bancarios nosotros estamos pagando por el total de la factura cuando deberíamos pagar por nuestros ingresos que son la parte correspondiente a la comisión. Tenemos numerosos antecedentes que demuestran que estamos mal encuadrados. Lo que estamos solicitando siempre es el encuadre de la actividad entre la categoría del intermediario, como son los consignatarios de hacienda o las agencias de publicidad. Lo que pasa es que parece que no queremos pagar impuestos y nosotros no estamos en contra de pagar impuestos sino que nuestra posición es hacerlo en base a nuestros ingresos.”.
Por su parte, Fabricio Di Giambattista confirmó que “AVIABUE elevó su preocupación a la AAAVyT y esto se efectivizará mediante trabajos que se tienen que llevar adelante”; y completó: “Los fundamentos están para que la situación se modifique, pero esto es algo que se define en el Ministerio de Economía”.

Las opiniones confluyen

Las asociaciones confluyen en la legitimidad del reclamo de Ricale, aunque la empresa no pertenezca a ellas. En ese sentido, Pascual Barbieri, asesor de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo (AAAVyT) expresó: “un éxito de la presentación de Ricale sería un éxito de todo el sector”. Pero ante la soledad de la defensa de la empresa, los dirigentes de las diversas asociaciones responden con las acciones que se llevan adelante en torno a este tema. Di Giambattista agrega: “La Asociación está a disposición de todos, el problema lo estamos abordando, aunque sería muy bueno que Ricale se asocie”.