jueves, 3, diciembre, 2020
CubaOnLine

En el kilómetro 87,300 de la Ruta 8, en Capilla del Señor, se erige la estancia turística Don Silvano, que ofrece a sus visitantes, principalmente, dos productos bien definidos: Día de campo y Alojamiento. Para conocer detalles de esto, así como también la historia del establecimiento, este medio dialogó con su director, Rodrigo Lisiardi.
“La estancia era de mi bisabuelo que comenzó, en la década del ´40, con un restaurante para diez personas. Él estaba a cargo de la parrilla y mi bisabuela servía las mesas. Así fue pasando de generación en generación”, explicó.

Doble oferta
“El día de campo comienza alrededor de las 10,30 hs., con empanadas, vino y jugo. Se realizan paseos en carruaje, caballo y tractor y se explica la historia gauchesca. A la una se almuerza con asado, ensaladas y bebidas libres; aquí pueden disfrutar de un show donde se hace un recorrido imaginario por todo el país. Terminado el almuerzo hay tango y se da una clase para que aprendan algunos pasos. Se sirven los postres y pasamos a las destrezas criollas”, detalló. En esta parte del recorrido, que es guiada en castellano e inglés, se muestran todos los juegos típicos de campo: toma de rienda, carrera cuadrera, boleada de ñandú, movimiento de tropilla, mansedumbre y carrera de sortija.
Una vez terminadas las destrezas, se sirve mate cocido, tortas fritas y pastelitos. Luego, la mayoría de los extranjeros deben volver en las combis y quienes se quedan pueden disfrutar nuevamente de los paseos y, en verano, de la pileta. Aquí comienza la segunda propuesta del establecimiento.
“Tenemos El Casco, de siete habitaciones, ideal para familias porque hay juegos, TV satelital y cocina. Por otro lado, están las Caballerizas, de 16 habitaciones, recomendables para parejas o quienes quieren desconectarse porque no hay ruidos”, informó.
En este caso, está incluida la cena y los sábados tienen un show con karaoke, rock y ritmos latinos. Cuentan con un doble horario de check in, por lo que se puede ingresar, por ejemplo, un viernes a la noche. También brindan un servicio de combis para quienes están en el microcentro.
Lisiardi, finalizó: “Lo que nos diferencia es que estamos abiertos todos los días y esto es muy útil para el agente de viajes. Además, recibimos tanto a dos personas como a grupos grandes y, por respeto al pasajero, no suspendemos las actividades por lluvia”.<br