domingo, 25, octubre, 2020
CubaOnLine

La semana pasada estuvo de visita en nuestro país una delegación integrada por representantes del sector público y privado de Saint Barth, cuyos objetivos fueron promover a este destino de manera personalizada, tanto a través de rondas de negocios organizadas con agentes de viajes y operadores como a través de un encuentro con la prensa del sector.
Mensajero Periódico Turístico participó de un almuerzo ofrecido a la prensa en conjunto con Maison de la France y la Asociación de Turismo de Saint Barth en el Círculo Italiano, en donde se pudo observar una presentación con todos los atractivos que ofrece la isla. Actualmente -y luego de ser un destino asociado a Saint Martin durante la década pasada en Argentina- este destino busca ser reconocido como un destino en sí mismo y volver a posicionarse en el mercado argentino como un destino accesible no sólo a los pasajeros premium.
Desde la Association Hoteliers de St.-Barths comentaron que la temporada se extiende durante 11 de los 12 meses del año, por lo que, a lo largo de las diferentes estaciones, se preparan toda una serie de eventos culturales y deportivos con el fin de ofrecer cada mes un atractivo diferente. Festivales de jazz, música clásica, cine al aire libre y festividades locales a orillas del mar, son sólo algunas de las actividades que pueden realizar aquellos que busquen algo más que sol y playa. Por otro lado, los amantes del deporte encontrarán un excelente espacio para practicar deportes como snorkel, surf o kitesurf, entre otros.

Un destino para todos
Visitado principalmente por turistas norteamericanos y europeos, Saint Barth ofrece para los argentinos   conectividad a través de Miami, o vía isla Guadalupe. Según informaron a Mensajero, se están realizando negociaciones con otras líneas aéreas para mejorar y facilitar la conectividad para los pasajeros que viajen desde nuestro país.
Constituida en un destino en sí mismo para vacacionar, la estadía promedio es de una semana, con posibilidad de encontrar habitaciones con precios más que accesibles, así como también la posibilidad de alquilar villas -que constan de una a siete habitaciones- por una o dos temporadas. Actualmente la cantidad de habitaciones de hotel disponibles ronda el millar, pero esta pequeña población de sólo nueve mil habitantes recibe cerca de 30 mil turistas por año.
Por otra parte, este destino tiene una variada oferta gastronómica producto de sus influencias belgas y francesas, y es por esto que existen más de 80 restaurantes con una extensa y variada oferta de cocina fusión y local.
Para cerrar el almuerzo, la delegación destacó la diversidad y el ambiente relajado que forman parte de la vida cotidiana de los habitantes de Saint Barth. Estas son las fortalezas que la comunidad nativa busca transmitir al turista, a través de un paisaje que conjuga mar, cielo y sol en un todo paradisíaco.