jueves, 22, octubre, 2020
CubaOnLine

Se realizó en Buenos Aires “The BirdLife World Conservation Conference” en el marco de un sector que registra un constante crecimiento en la Argentina: el avistaje de aves.

Se llevó a cabo entre el 22 y el 27 de septiembre en el Sheraton de Buenos Aires la Conferencia Mundial de Conservación de Aves que, entre otras actividades, incluyó la realización de la “Feria de los países”.
La observación de aves o birdwatching es una actividad que a lo largo del año 2007 movilizó a nivel mundial alrededor de siete millones de personas, y la Argentina, que ostenta el diez por ciento de la avifauna del planeta, dispone de un gran potencial para convertirse en uno de los paraísos del avistaje. Según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), los paquetes armados en torno de este producto cotizan desde 2.500 dólares en adelante. Un diez por ciento de los turistas extranjeros que arriban anualmente a la Argentina realiza alguna actividad vinculada al turismo de naturaleza.

Con mucho vuelo
Durante la ceremonia de apertura de la Conferencia, la presidenta del Consejo Global de BirdLife International, Su Alteza Imperial Princesa Takamado, de Japón expresó su satisfacción por la convocatoria que reunió a personas de todos los rincones del planeta: “BirdLife es una combinación tan especial de gente, hay opiniones diversas pero eso es útil en tanto podamos coordinarnos. Pertenecemos a la secta de observadores de aves, pero necesitamos conferencias mundiales para poder coordinarnos; así podremos llegar a los que quieren escucharnos y a los que no. Estas conferencias son muy importantes para poder entender cómo canalizar nuestras energías”.
Por su parte, Héctor Espina, presidente de la Administración de Parques Nacionales (APN) anticipó lo que se viene para el futuro: “Un nuevo ejemplo del trabajo de Aves Argentinas y de BirdLife International en los temas vinculados a la concientización de la comunidad, y a la promoción del birdwatching, es que en este momento estamos concluyendo junto a Aves Argentinas, la Secretaría de Turismo de la Nación y distintas provincias, observatorios de aves en cinco parques nacionales. Pensamos así extender y fortalecer la actividad de conservación de aves a lo largo y a lo ancho del país”.
En las jornadas que duró la Conferencia se convocaron alrededor de 600 expositores provenientes de 110 países y 500 delegados; se realizaron diez exposiciones plenarias, 50 talleres programados y la ya mencionada “Feria de los Países” con 140 stands. Además se realizó un Seminario para Agentes de Viajes bajo el título: “Aves & Turismo”.
“Aves Argentinas y BirdLife International saben que las puertas de APN están abierta para recibir propuestas y proyectos de protección de nuevos IBAs (Important Bird Areas), y fortalecimiento de los existentes” comentó Espina y agregó: “Para nuestra administración es un orgullo que la gente nos visite, de hecho pueden contarse miles y miles de personas que ya conocieron los parques nacionales de Argentina gracias a safaris y viajes a la naturaleza. En lo que hace a observatorios tenemos el compromiso de avanzar con el aporte de la Secretaría de Turismo de la Nación, pero también con presupuesto propio para diversificar estos recursos a todo el país”.

Un convenio de cooperación

En el Seminario para Agentes de Viajes realizado en el marco de la Conferencia Mundial de Conservación de Aves estuvo presente el Secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer quien brindó las palabras de apertura junto al Presidente de Aves Argentinas, Andrés Bosso.
Durante el evento se realizó la firma de un convenio entre la Sectur, la Secretaría General del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología, la Administración de Parques Nacionales y la Asociación Ornitológica del Plata, para el equipamiento tecnológico de observatorios, construidos en seis Parques Nacionales del país.</a