miércoles, 30, septiembre, 2020
CubaOnLine

Continúan sumándose proyectos beneficiados por la Ley San Luis Turismo Nº VIII-514-2006 que otorga beneficios a diversos proyectos del sector privado que optimicen y diversifiquen la oferta turística.
Desde el otorgamiento para la ampliación de las cabañas de montaña Kausay en la localidad de Carpintería -que ya trató Mensajero Periódico Turístico en ediciones anteriores- durante el mes de mayo, ya han sido favorecidos seis proyectos más en diferentes puntos turísticos de la provincia. El monto de la inversión privada ascendió a 14.388.864 pesos y generará 77 nuevos puestos de trabajo.

Los proyectos
El primer emprendimiento beneficiado fue el Complejo de cabañas Kausay, mencionado anteriormente, ubicado sobre la falda de las Sierras de los Comechingones a 1.100 metros de altura.
Otro proyecto incluido en el programa de fomento a inversiones turísticas es el Antiguo Refugio que incluye hostería, restaurante, cabañas y albergues. Otro complejo de cabañas es el de Troncos Silvestre en Potrero de los Funes.
Por su parte el Penta Hotel fue incluido en el programa para que realice una ampliación de hasta 48 habitaciones. El Rincón del Río y Spa en Potrero de los Funes y las Cabañas Potrero de los Funes también fueron beneficiadas.
Por otra parte, las cabañas individuales con modalidad de tiempo compartido en Aguila de Piedra también fueron seleccionados por la Ley San Luis Turismo.

Los beneficios
El Subprograma Fomento a las Inversiones Turísticas, como organismo de aplicación de la Ley San Luis Turismo, impulsa la construcción, ampliación, puesta en valor y modernización de establecimientos hoteleros y la inversión en actividades relacionadas con el turismo, optimizando los servicios que conforman la oferta turística.
Los proyectos seleccionados obtienen beneficios de índole impositiva y financiera, en el caso de tomar un crédito bancario o la generación de nuevos empleos a través del Programa de Inclusión Social.
Dentro del programa se puede obtener un subsidio de la tasa de interés que genere el crédito en un porcentaje que varía del diez al 80 por ciento dependiendo del sistema de puntajes con los que son calificados lo proyectos de acuerdo a diversas variables que entran en el análisis, como la localización, la contemplación del uso racional del agua, la forestación y el cuidado