martes, 29, septiembre, 2020
CubaOnLine

A través de un seminario de dos días destinado a desarrolladores e inversores turísticos, desembarcó en nuestro país la modalidad de fraccionales, una tendencia que comienza a crecer en la Argentina y cuenta con alrededor de 20 años de antigüedad en el mundo.

El jueves y viernes de la semana pasada se llevó a cabo en el Hotel Emperador el 1º Seminario de Propiedad Fraccional del Cono Sur, organizado por Group RCI. Mensajero Periódico Turístico conversó en exclusiva con Luis Mirabelli, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de Group RCI, quien brindó precisiones sobre esta nueva tendencia que se ha implementado exitosamente en otros países de la región y que ahora se aplicará en nuestro país: “Fraccionales es la tendencia del mercado de la propiedad compartida en el mundo desde hace más de 20 años. Hay fraccionales de aviones, de barcos, de autos de lujo, entre otros. Con este sistema el cliente puede acceder a un bien o una propiedad de lujo, con varios usuarios que adquieren una fracción de ese bien, y con servicios adicionales a cargo de un administrador, que es parte de la oferta. Las propiedades se dividen por lo general entre cuatro y ocho propietarios máximo, particionando su uso entre unas cinco a doce semanas al año”. En cuanto a las diferencias con el tradicional tiempo compartido, Mirabelli aseveró: “Lo bueno es que cada fracción tiene el mismo acceso, no es que hay gente que sólo va en temporada alta o en la baja, todos tienen un acceso rotativo. Por otro lado, ese operador o administrador se encarga de que la propiedad se convierta en algo similar a un hotel, en el sentido de que si uno quiere que le hagan la cama, le preparen la comida y ciertos detalles de la casa antes de la llegada, se hace, y eso es lo que vende”.
Esta modalidad de comercialización de propiedades vacacionales de lujo comenzó a afirmarse en nuestro continente hace pocos años, pero su crecimiento ha sido exponencial. Según Max Eidelman, Director Business Consulting de Group RCI, “la posición económica y social en la que está ahora Sudamérica nos trae una ventaja muy buena. Ahora hay un potencial económico muy interesante, la gente tiene información y está dispuesta a comprar una segunda residencia, especialmente si es al precio de una fracción. Toda la región está en crecimiento, y este es un concepto que a los latinos nos gusta, porque nos gusta innovar”.

Experiencias regionales
El seminario tuvo como principal objetivo incentivar a los participantes del sector a ingresar dentro de este modelo. Las disertaciones contaron con la presencia de especialistas de México y Colombia, entre otros países de la región. Benjamín Beja, director General de la empresa de real state Mexico Alive, brindó a los participantes su visión sobre el mercado mexicano: “En mi país este segmento está creciendo mucho. Este es un mercado con alrededor de seis años, pero hay fraccionales que se han vendido a mexicanos y canadienses, y hay otros que se han quedado en el mercado local. Yo creo que la industria ha crecido mucho en poco tiempo, en parte porque esta modalidad está muy ligada al lujo y a la exclusividad”. Y agregó: “También ayuda la diferencia de precios entre el tiempo completo y las propiedades fraccionales, ahí es donde esta se hace una muy buena propuesta como segunda propiedad, siempre teniendo en cuenta de que se deben tener patrones de uso muy fuertes”.
Por su parte, Mirabelli comentó acerca de la experiencia brasileña y los proyectos que ya se están desarrollando a nivel local: “Esta modalidad está funcionando muy bien en Brasil, allí tenemos cuatro proyectos. Justamente venimos de hacer un seminario en San Pablo, y lanzamos un proyecto de lujo en Salvador de Bahía con grandes expectativas”. En cuanto a la Argentina, el Vicepresidente afirmó que, “estamos trabajando y definiendo varios proyectos. Algunos están en destinos de esquí, que fueron el punto de nacimiento de los fraccionales; pero tenemos también un proyecto muy avanzado en Buenos Aires, que estará dirigido al mercado del Interior”.

Ventajas para todos
A través de su división de intercambio de propiedades de lujo, denominada The Registry Collection, Group RCI se insertará en el país ofreciendo la posibilidad de asociarse a esta cadena de intercambio, que permite que aquel que haya adquirido un fraccional en algún desarrollo afiliado pueda realizar un canje por otro de similar categoría en cualquiera de los más de 100 destinos que forma parte de la red.
Según Mirabelli, las ventajas para desarrolladores y clientes son evidentes: “Para los desarrolladores este es un producto distinto, entonces se puede tener un portafolio de opciones diferente, con propuestas distintas. Y desde el punto de vista financiero este es también es un concepto interesante, porque el margen de utilidad puede ser mayor”. Además, el Vicepresidente afirmó que “esta modalidad permite penetrar con un producto más económico en un segmento socioeconómico más amplio. En lugar de vender una casa por 200 mil dólares se vende una fracción por una parte de ese precio y a su vez se gana más, porque los servicios adicionales se traducen en el precio. Entonces, el precio por metro cuadrado que logra el desarrollador es mayor que si vende una casa sola”.
Por el lado de los compradores, Mirabelli describió los dos públicos a los que apunta esta modalidad: “tenemos dos tipos de potenciales compradores: el comprador racional, que tiene el dinero para invertir en una casa de vacaciones y no la compra, ya sea porque tiene una propiedad y no quiere inmovilizar 200 mil dólares en algo que va a usar una fracción del año. Ese comprador estaría dispuesto a perder un poco de exclusividad, siempre y cuando se mantenga el nivel, tenga identidad y servicios exclusivos que se comparen a los de un hotel. El segundo tipo es el aspiracional, que es al que le encantaría tener una casa y no tiene 200 mil dólares, pero sí una cantidad menor que está dispuesto a utilizar”.

En el momento justo

Según Eidelman, “la mayoría de nuestro mercado hoy por hoy es local o regional, entonces por ahora no tenemos necesidad de abrir el juego. Por otro lado, los números en los desarrollos nos acompañan: en 2004 había 120 proyectos fraccionales en el mundo; en 2005 se registaron 180 proyectos, y en 2007 unos 300, lo que resulta en un incremento del 20 por ciento anual”.
Por su parte, y en relación con la difusión de este proyecto, Mirabelli afirmó que, “estamos muy enganchados con la Ley de Tiempo Compartido y hemos tenido mucho contacto con la Secretaría de Turismo de la Nación, que han sido los primeros impulsores de esta norma. Nuestro segundo paso en cuanto a difusión es entrar en contacto con ellos para ponerlos al tanto de esta alternativa y para que también la Sectur sea promotora del desarrollo de destinos turísticos, que sino quedan restringidos a un segmento socioeconómico de un altísimo poder adquisitiv