martes, 29, septiembre, 2020
CubaOnLine

El titular del Etur dialogó con este medio sobre el crecimiento del segmento corporativo en la ciudad, la importancia que juega la promoción en el desarrollo del turismo como motor de la economía rosarina y la proyección del destino a nivel nacional e internacional.

¿Cómo se preparan para el II Congreso Latinoamericano de Convention and Visitors Bureau?
Es el segundo Congreso, el primero se hizo en Colombia, allí concurrimos como ciudad y gestionamos que el segundo se hiciera en Rosario, con la suerte de ganar la sede. Estamos preparándonos con mucho entusiasmo y ganas, tenemos experiencia en el desarrollo de congresos; con la organización del Congreso de la Lengua adquirimos una experiencia muy grande en este rubro. Están colaborando los distintos sectores de la ciudad, la Fundación Rosario, que fue pensada y desarrollada fundamentalmente para el posicionamiento de la ciudad en el país y en el mundo.

¿Qué repercusiones esperan tener con este Congreso y qué acciones en materia de promoción del destino están llevando a cabo?
Fundamentalmente, la idea es, primero, desarrollar y poder participar en una materia tan interesante como lo es el marketing de ciudad, o el posicionamiento y el desarrollo económico de los destinos. El objetivo es mantener vigente nuestra perspectiva de ciudad, definida para la explotación de este segmento de congresos y convenciones. Por este motivo, estamos sumando constantemente diversas acciones para que Rosario siga trabajando en este sentido con mayor intensidad, y que año tras año ganemos una gran cantidad de eventos de estas características.

De alguna forma, Rosario ha marcado una impronta en el turismo de congresos y convenciones. ¿Cómo incide ese factor a la hora de hacer hincapié en el desarrollo de este segmento?
Nosotros como ciudad nos encontramos con una infraestructura muy interesante ya desarrollada, en el rubro gastronomía, hotelería, centros de exposiciones, empresas que se dedican a brindar servicios para este tipo de eventos, etc. Por lo tanto, vimos que teníamos las herramientas necesarias como para desarrollarnos en esa materia. Desde el Estado y el sector privado se formaron acciones conjuntas destinadas a trabajar en pos de objetivos comunes. Así fuimos creciendo, y hoy en día tenemos un gran despliegue en esta materia. Sabemos que desde el punto de vista del turismo la actividad de congresos y convenciones deja importantes dividendos, por lo que siempre buscamos desarrollar este segmento.

¿Cómo ha sido el crecimiento de la ciudad en los últimos años, y como se perfila en comparación con Buenos Aires?
Rosario ha tenido una evolución enorme en los últimos siete u ocho años, producto de trabajar con planes a largo plazo estratégicos con la Municipalidad en relación a todas las actividades que estamos desarrollando en la ciudad. La proyección en lo social, en lo económico, en la infraestructura, ganando espacio al río; es realmente una ciudad muy vivible para sus habitantes. El rosarino también es un gran promotor de su ciudad, y eso hace que los visitantes encuentren en Rosario otros atractivos que la convierten en una propuesta diferente como destino turístico. También hemos tenido un desarrollo muy fuerte del turismo urbano, en la infraestructura, las propuestas culturales, de su inserción geográfica a través del río, las islas, la interconexión con el puente Victoria, en Entre Ríos. Hemos trabajado y seguimos trabajando intensamente en el desarrollo y los resultados vienen siendo muy alentadores.

¿Cómo cree que el desarrollo del circuito costero que está impulsando la secretaría de turismo de la provicia beneficiaría a la ciudad?
Nosotros decimos que el Paraná es una herramienta muy utilizada como medio de transporte, para la entrada y salida de cargas, pero debería intensificarse su uso como medio de conexión y como recurso turístico. Y Rosario es la ciudad más importante que tiene el río Paraná en sus costas. Así que para nosotros esto es importante, siempre hemos sido impulsores de medidas de esta naturaleza y esta iniciativa la vemos con muy buenos ojos. Esto se ve acompañado por las remodelaciones que se hicieron en la Costanera, con el puerto trasladado de lugar, y así Rosario ha adquirido un espacio de contacto con la naturaleza realmente importantísimo.
¿Qué zonas de la ciudad faltan desarrollar y en qué segmentos habría que hacer hincapié?
Siempre hay cosas para hacer, habría que reforzar la conectividad aérea y mejorar los accesos terrestres, además, restaurar y recuperar el patrimonio arquitectónico que tenemos, que es muy bueno y muy variado, con diferentes tendencias arquitectónicas. Eso es algo que nos falta, y que tenemos que intensificar. Queremos mejorar los servicios en el sector de islas, pero eso es un inconveniente, porque pertenece a otra provincia. Por otro lado, se está trabajando con el sector privado en el desarrollo de algunos atractivos dentro de las islas cercanas a la ciudad.

¿A nivel infraestructura hotelera y de servicios, cómo evalúa la situación de Rosario?
Muy bien, con una tendencia a mejorar muchísimo porque actualmente hay varios proyectos en ejecución. Está el hotel casino que es estará inaugurando a mediados del año que viene, que es un hotel cinco estrellas con 150 habitaciones y un centro de convenciones para dos mil personas. Después hay un proyecto para recuperar el hotel Savoy, que realmente es una joya arquitectónica de la ciudad y uno de los primeros hoteles de lujo del país. Allí se va a hacer un hotel boutique en pleno centro de la ciudad, realmente es un proyecto muy interesante. Hay una serie de inversiones por concretarse, la ciudad viene avanzando en ese aspecto y creo que va a haber mejoras sustanciales.

¿Cuáles son los aspectos a reforzar en el turismo?
Obviamente Rosario es una ciudad en donde se generan numerosos negocios. Tenemos muchos, y hay 18 puertos privados que trabajan con cereales, lo que le da un dinamismo muy grande a la región. Pero toda esta actividad se da de lunes a viernes, así que estamos haciendo hincapié en los fines de semana, tratando de captar mercados, tanto en las ciudades cercanas como en la región de Buenos Aires. Por otra parte, Rosario se ha transformado en un lugar que los porteños eligen como destino de fin de semana. La noche rosarina es muy atractiva para los jóvenes, por los restaurantes, y por la movida que se genera que es muy buena. También los hostel han tenido un desarrollo impresionante, hoy tenemos 22 en la ciudad y hace cuatro años no había ninguno. Todo esto contribuyó mucho al turismo extranjero. Tratamos de trabajar con todos los segmentos y de no desperdiciar nada.

¿Qué es lo que busca el turista cuando llega al destino?
Primero, se informa sobre qué se puede hacer en la ciudad. Tenemos muchos museos, excelente gastronomía, los espacios al aire libre como la costa, los centros comerciales, el atractivo que ofrece el río. Y siempre hay actividades extra, como fue hace poco el 80º aniversario del nacimiento del Che Guevara, en nuestra ciudad también se jugó el partido de los Pumas con Escocia, etc. También tenemos una fuerte movida cultural que atrae mucho a los habitantes de las provincias vecinas, como una alternativa para la diversión. Trabajamos entonces sobre este radio de 100 o 150 kilómetros de la ciudad, y estamos promocionando permanentemente las novedades que tenemos.

¿Qué repercusiones tuvo para el turismo rosarino el conflicto con el campo y los problemas generados por el humo, que allí es una constante?
Ya hace unos años que estamos padeciendo el tema del humo, producto de la ampliación de la frontera agrícola. Gran parte de la producción ganadera se ha volcado a las islas, entonces se realizan incendios que generan una contaminación ambiental muy fuerte. Y este año ha sido aún más intenso debido a la sequía, en la zona no llueve desde marzo.
Además, el conflicto del campo nos afectó mucho, porque las ciudades de la región están involucradas en esta actividad y este tema incidió negativamente, debido a que mucha gente estaba esperando que se solucionara el conflicto.

¿Qué expectativas tienen para las vacaciones de invierno?
Bien, ahora las vacaciones ya terminaron para la región, la primera semana no fue buena, pero después se empezó a encaminar con la solución del conflicto del campo. Tuvimos un par de fines de semana muy buenos, con muchos visitantes, y este fin de semana hemos tenido el aporte de Buenos Aires y algunas ciudades más del sur, como Bahía Blanca, Olavarría o Mar del Plata.

¿Qué estrategias de promoción están llevando adelante?
En la medida que podamos crecer en calidad de propuestas, queremos apuntar al mercado europeo, que se está interesando mucho en Rosario. Hemos trabajado en promoción en Buenos Aires, pero la idea es participar un poco más allá y lograr algún tipo de promoción directamente en países como España e Italia, que son los que más nos visitan. También vienen muchos alemanes, y dentro de lo que es Latinoamérica recibimos a muchos uruguayos, colombianos y mexicanos.

¿Qué lugar ocupa hoy por hoy el turismo en Rosario?
Estamos teniendo más proyección como destino a nivel nacional, que antes no teníamos. Creo que hemos renacido como destino turístico, y eso nos pone muy contentos. La proyección es mantener lo que hemos logrado, seguir trabajando fuertemente en lo que es eventos, sumando empresas que se dediquen a la actividad, para profesionalizarla cada vez más y apostar al futuro de la región, que se presenta más que interesante.

En primera persona

“Yo he sido funcionario de Aerolíneas Argentinas durante 25 años, hasta el 2001: fui gerente Comercial de la sucursal en Buenos Aires, en la ciudad de Córdoba, también en el Distrito Federal de México. Y así llegué al turismo.
Después estuve en Southern Winds durante un año, y en el año 2003 entré como Presidente del Ente turístico en Rosario, y aquí estoy”.

¿Qué considera que le hace falta a Rosario en materia de legislación?
En ese punto estamos muy avanzados, el Ente turístico es autárquico, así que tiene la posibilidad de trabajar de una manera muy libre, y desde el punto de vista de las inversiones, también la infraestructura con la que cuenta la ciudad tiene un soporte muy fuerte.

Perfil

-Un destino: Cualquiera en donde pueda descansar
-Una comida: El asado
-Un perfume: Dolce Gabbana
-Un libro: Cien años de soledad
-Un color: El rojo
-Una mujer: Mi mujer
-Un defecto: Soy cabeza dura
-Una virtud: Soy muy trabajador
-Una tristeza: No tengo
-Una alegría: Mis hijos
-Si no fuera lo que es,¿qué le hubiera gustado ser?: Guitarrista de una banda de rock
-Un deport