martes, 29, septiembre, 2020
CubaOnLine

Los principales dirigentes del gremio de pilotos de Austral se reunieron con Julio De Vido, Ricardo Jaime y Julio Alak, los tres hombres K más ligados a la re-estatización.

Los pilotos de la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), que ya habían tenido tres reuniones con el gerente general de Aerolíneas Argentinas y Austral, Julio Alak, mantuvieron el pasado lunes un encuentro con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y con el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, en el que también estuvo presente el ya mencionado CEO del directorio y ex intendente de la ciudad de La Plata. “Le ofrecimos a De Vido un plan para que Austral pueda mantener el control efectivo de las operaciones de vuelos propios, y que lo deje de hacer Aerolíneas. Él estuvo de acuerdo y ahora sólo falta que Alak lo confirme”, aseguró a este medio el presidente de UALA, Diego Serra. En la reunión también estuvieron el vice del sindicato, Guillermo Mazzaro; el secretario gremial, Alejandro Venturino; el secretario entrante, Alejandro Celoira; y el futuro titular de la entidad, Carlos Rustán.
Desde el gremio destacan la posibilidad de que la empresa controle la operatividad de sus propios vuelos porque “podría evitar muchas demoras -manifestó Serra-. Aerolíneas se hace cargo de muchísimas cosas y por eso a veces hay problemas. Sería muy positivo que Austral pudiera asumir esa función”.

Todo sigue igual
Además, el ministro de Planificación les garantizó que no va a haber fusión entre las dos compañías, y que los puestos de trabajo (alrededor de dos mil en Austral) se van a preservar. “Nosotros expresamos nuestro apoyo al involucramiento del Estado y el Ministro agradeció nuestra cooperación, que fue total; incluso en los días libres de los pilotos”, indicó Serra.
Los trabajadores también le transmitieron a De Vido, Jaime y Alak la necesidad de recuperar la flota. Austral cuenta con 22 aviones (seis se los alquila a AR), pero sólo 10 se encuentran en condición operativa. A su vez, el plan de flota que había sido pactado con el gremio y la compañía planteaba que la línea aérea pudiera llegar a sumar 24 naves. Sin embargo, Serra señaló que “en la reunión no se habló de números. Hay que esperar a que se ordenen las cuentas de las dos empresas y después habrá que ver cómo se reestructura la flota”.
Otro de los reclamos por parte de UALA -ya esbozado ante Alak anteriormente- tuvo que ver con el otorgamiento de rutas regionales solicitadas en distintas ocasiones a la secretaría de Transpor