martes, 29, septiembre, 2020
CubaOnLine

Además del gasto que significaría para el Estado apropiarse de Aerolíneas Argentinas y Austral, existe la posibilidad -tal como adelantó este medio la semana pasada- de que los bonistas extranjeros que no pudieron ser parte del canje de la deuda argentina pidan el embargo de algunas aeronaves.

Si bien se van a cumplir dos semanas desde que se anunció que el plan de re-estatización de Aerolíneas Argentinas y Austral sería tratado en el Parlamento, los legisladores de la oposición que integran la Comisión Bicameral de Reforma del Estado y Seguimiento de las Privatizaciones se quejan porque el oficialismo aún no ha convocado para que comiencen las reuniones. Eso sí, el proyecto ya tiene giro a las comisiones de Presupuesto y Hacienda, y Transporte.
Mientras tanto, representantes de un lado y del otro se trenzan en debates televisivos en distintos programas políticos, y las posiciones se van definiendo de cara a lo que será, en un horizonte todavía lejano, la votación en el recinto. Lo que pocos dicen y que fue adelantado por este semanario días atrás es que, en caso de volver Aerolíneas a la órbita estatal, los aviones que pertenecen a la empresa y que pasarían a ser bienes públicos podrían ser embargados a pedido de los bonistas que no entraron en el canje negociado entre 2004 y 2005 por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna. Uno de los que prendió la luz de alerta fue el diputado radical por la provincia de Jujuy Miguel Ángel Giubergia, quien dialogó con Mensajero Periódico Turístico.
“Queremos que (el ministro de Planificación Federal, Julio) De Vido y (el secretario de Transporte, Ricardo) Jaime vengan al Congreso a aclarar esta situación. No vaya a ser que, por tener una parte de la deuda que no entró en el canje, los fondos buitres se quieran hacer un festín con los cuatro o cinco aviones que le pertenecen a Aerolíneas y que pasarían a ser bienes del Estado”, expresó con preocupación Giubergia.
“Los acreedores están permanentemente viendo qué bienes del Estado pueden embargar. Esto quiere decir que, con la estatización de la línea aérea el Gobierno no sólo le va a hacer pagar a todos los argentinos una deuda escandalosa, sino que también puede permitirle a los fondos buitres que se queden con los aviones”, añadió.
Que no falte nadie
Además, contó que él y su compañero de bloque Alejandro Nieva ya le solicitaron a los presidentes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda, y de Transporte, Walter Agosto y Zulema Beatriz Daher, respectivamente, que se invite al flamante Jefe de Gabinete, Sergio Massa, y a distintas personas vinculadas a la puja entre las compañías y el Grupo Marsans. El diputado jujeño deslizó los nombres de algunos de ellos: el gerente general de AR, Julio Alak; el ex CEO de Aerolíneas Antonio Mata; los titulares de Marsans, Gonzalo Pascual Arias y Gerardo Díaz Ferrán; el embajador argentino en España, Carlos Bettini; los representantes de los gremios; el juez a cargo del concurso de acreedores, Jorge Sícoli; y el titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Rodolfo Gabrielli. “Desde la Unión Cívica Radical no vamos a permitir bajo ningún punto de vista que los argentinos paguemos la siesta de Jaime y de Marsans. Además, el matrimonio Kirchner ya ha demostrado que no tiene ninguna política para el sector aerocomercial”, concluyó Giubergia.
Por su parte, el diputado Rubén Lanceta -radical también e integrante de la Bicameral- aseguró que “el partido va a presentar una denuncia penal contra Jaime la semana que viene, por haber consentido los balances de la empresa durante años”. Además, dijo que, ante la dilación en el inicio de las reuniones de la comisión de Reforma del Estado y Seguimiento de las Privatizaciones, desde la oposición ya le han pedido a los presidentes de ambas cámaras -Eduardo Fellner, por Diputados, y Julio Cobos, por el Senado- que convoquen a un encuentro para la elección de autoridades. “Hay que empezar a trabajar de manera urgente. Nosotros no podemos seguir de vacaciones mientras la Argentina pierde un millón y medio de pesos por día”, sostuvo, y en relación al rol del Estado, indicó que “se deben expropiar los activos -los aviones, las rutas aéreas y el sello- y no pagar los pasivos, que le corresponden a Marsans”.
Zulema Daher, del Frente para la Victoria y presidenta de la comisión de Transporte, dijo que “la idea es que el Estado Nacional no pague la deuda”, a diferencia de otros kirchneristas que no descartan explícitamente la posibilidad de que el Estado absorba los casi mil millones de dólares. También se desmarcó de otros legisladores con posiciones más duras, como Ariel Basteiro, al opinar que “hay que pensar en abrir las puertas para que en el futuro puedan participar accionistas privados”. Y adelantó que en la comisión que preside también quieren escuchar a sectores directamente involucrados con la coyuntura de AR y Austral, como los gremios y las cámaras de transporte. Sin embargo, ante la consulta de este medio acerca de la posibilidad de embargo de aviones dijo que “muchos sólo vuelan en el interior del país y no van al exterior”.

Antecedentes

Luego de que Argentina se presentara en la feria IMEX 2007, realizada en Frankfurt, Alemania, hubo bonistas que pidieron el embargo del stand con todos los bienes que allí había. Los acreedores no pudieron obtener lo que buscaban dado que esos bienes le pertenecen al Instituto de Promoción Turística (InProTur) y a la Cámara Argentina de Turismo (CAT), no al Estado argentino.

Todas las voces

• Diego Serra (presidente de UALA): “El embargo de los aviones es un riesgo que se corre si se re-estatiza. Además, creo que los dueños de los aviones que actualmente son alquilados a las dos empresas pueden desconfiar de un Estado que ha estado en default y eso implicaría que se interrumpa el leasing”.

• Adrián Pérez (presidente del Bloque de diputados de la Coalición Cívica): “Discutimos durante cuatro meses por 1200 millones de dólares más de recaudación para el Estado y ahora podemos llegar a absorber 900 millones. No creo que se vaya a aprobar el proyecto de re-estatización en el recinto”.

• Ariel Basteiro (Diputado Nacional – Encuentro Popular y Social): “Los diputados del interior saben lo importante que es el sistema aerocomercial. Por eso creo que se va a aprobar el proyecto que envío el Poder Ejecutivo”.

• Fernando Iglesias (Diputado Nacional – Coalición Cívica): “Aerolíneas casi no tiene activos, así que la re-estatización equivaldría a comprar una deuda y nada más. Lamentablemente se han hecho innumerables pedidos de informes para determinar el monto del pasivo, pero esas solicitudes no fueron at