miércoles, 23, septiembre, 2020
CubaOnLine

Ubicado en pleno Mar Caribe, Cayo Largo del Sur forma parte del archipiélago de Los Canarreos, en las cercanías de Cayo Rico, Cayo Cantiles y Cayo Iguana, y es considerado como un sitio paradisíaco.
Visitado por Cristóbal Colón en 1494, fue poco tenido en cuenta por los conquistadores por la gran cantidad de arrecifes que rodeaban al islote, haciendo difícil la navegación. Esto conservó su medioambiente sin daños, lo que lo convierte en un destino ideal para quienes buscan realizar una vida relajada bajo el sol caribeño, rodeados de aguas poco profundas, templadas y cristalinas con una gran abundancia de vida submarina y saborear el estilo isleño, donde el reloj poco importa.
A pesar de tener apenas 37 km2 cuenta con un aeropuerto internacional, Vilo Acuña,  adonde llegan vuelos desde la ciudad de La Habana, a escasos 177 kilómetros.
Con 20 kilómetros de largo y escasos 6,5 km. de ancho o 1 km. en su porción más angosta, su nombre obviamente se refiere a su apariencia larga y estrecha.
Su infraestructura está representada por los complejos hoteleros, con alternativas para todos los gustos, y una pequeña aldea turística como Isla del Sol, que ofrece algunos comercios, bar y restaurante, alrededor de una plaza y frente a la Marina Puerto Sol de donde salen excursiones para practicar buceo y snorkel y desde donde se puede salir hacia los cayos cercanos. Para conservar sus bellezas el cupo máximo de visitantes por día no puede superar los 1600 personas.

Las playas
Cayo Largo del Sur es famoso por sus playas. Entre las más importantes se encuentran: Sirena, Paraíso, Lindamar, Playa Luna, Los Cocos y Tortugas.
Sirena, con dos kilómetros de blancas arenas, es considerada por los expertos como la más hermosa del islote y por tal motivo es la más concurrida. Cuenta con bares de playa y algunos servicios.
Muy cerca está playa Paraíso, que además de su belleza tiene aguas menos profundas, por lo cual es la elegida por aquellos con niños pequeños.
Lindamar, hacia el este,  es el lugar indicado para los amantes del mar, con sus 5 kilómetros de longitud y forma de concha marina, está enmarcada por rocas blancas. Es la única que permite la práctica de vóley de playa y windsurf.
Para encontrar soledad hay que dirigirse hacia el sur. Allí se encuentra Playa Blanca, con 7 kilómetros de extensión y dunas en la parte posterior, que la aíslan más todavía.
Por su parte, Playa Cocos se caracteriza por estar rodeada de palmeras que, además de brindar un complemento perfecto para la visión, aportan una cuota de sombra necesaria cuando el sol pega más fuerte.
Finalmente, está Tortugas que, precisamente, tiene como principal atractivo el hecho de ser el lugar elegido por centenares de tortugas para desovar. Para cuidar esta especie de la caza indiscriminada, esta zona cuenta con un programa de protección especial.

Buceo y más
Cuenta con  más de 30 sitios para la práctica del buceo por sus aguas claras y poco profundas con ricos jardines de coral, la posibilidad de encontrar tortugas verdes y carey, además de peces tropicales de colores. Sus fondos marinos están considerados como unos de los mejor conservados del mundo.
También se puede hacer snorkel, navegar en catamaranes con fondo de cristal y pescar en alta mar.
El sitio ideal para el avistaje de aves es la zona de manglares ubicad