viernes, 25, septiembre, 2020
CubaOnLine

Escenarios de flora y fauna en estado prácticamente virgen, islas casi desiertas y las aguas imponentes del Paraná de las Palmas se ofrecen como magníficas postales de un sitio encantador en el que existen muy variadas y excelentes ofertas turísticas.
Dentro de estas numerosas opciones, sin lugar a dudas merece destacarse Pequeña Holanda, un sitio muy especial en el que los sabores se confunden casi mágicamente con un entorno que invita a disfrutar a pleno de la vida natural.
Ubicado a muy corta distancia del río Luján y accesible desde la ciudad de Escobar a través de la ruta 25, Pequeña Holanda es un increíble polder de algo más de treinta hectáreas construido en base a estudios de factibilidad realizados en los años sesenta por ingenieros holandeses. Este polder es un dique de tierra de tres metros de altura, cuyo borde superior está por encima del nivel máximo de marea, lo que impide que las crecidas del Paraná logren  inundar la parte endicada con el terraplén. En Pequeña Holanda funciona un excelente restaurante parrilla y un sitio de recreo ideal para las familias y apto para toda clase de actividades recreativas, educativas y deportivas, rodeado de una arboleda que invita a la contemplación y variadas especies de animales (entre ellos, ñandúes y carneros) especialmente traídos al lugar para completar un cuadro de estupenda concordia.
Dentro de las numerosas opciones que ofrece Pequeña Holanda merecen destacarse la ya mencionada parrilla criolla, su servicio de té y masas típicas, las actividades de granja especialmente preparadas para el goce de los más pequeños, la cabaña de dulces y quesos, la sombra de la zona de los fogones, las canchas de fútbol 5 y voley, las cabalgatas guiadas por la zona de los pantanos, los espectáculos de destrezas criollas y la posibilidad de programar un viaje por el Delta en lancha.
Datos Útiles Pequeña Holanda
Ubicación: Ruta 25 y Río Luján, Escobar
 www.p