martes, 29, septiembre, 2020
CubaOnLine

Aunque las expectativas de ocupación en Beijing para los Juegos Olímpicos eran muy favorables, la situación se complica a menos de un mes de su celebración. En el caso de los establecimientos de 4 estrellas, se han reservado menos de la mitad de las habitaciones, por lo que los hoteleros han recurrido a la disminución de los precios para aumentar su ocupación.
En marzo los precios de las habitaciones aumentaron hasta cuadriplicarse. Sin embargo, ahora empiezan a descender: los precios en hoteles de 3 estrellas han caído de 104 dólares la noche a 58 y los de 4 estrellas de 220 dólares a 117.
La capital esperaba medio millón de visitantes extranjeros, además de un par de millones de chinos procedentes de otras provincias, pero la situación se ha estancado y las previsiones apenas alcanzan los 450.000 turistas extranjeros.
No obstante, no se trata de un fenómeno sumamente sorprendente ya que el subdirector de la Administración de Turismo de Beijing, Xiong Yumei, ya había advertido de que a medida que se acercaran los Juegos Olímpicos, los hoteles se llenarían y los precios bajarían.
Sin embargo, esta estrategia no es bien acogida por una parte del sector, que defiende que una reducción de los precios para llenar los hoteles puede terminar afectando a la calidad de los servicios y así al usuario.

Una demanda de calidad
Pero la calidad no puede ponerse en peligro, ya que es lo que busca la mayoría de los clientes que visitarán la capital. Los establecimientos de 5 estrellas son los que menos afectados se han visto por la bajada de ocupación. A finales de mayo, el 78% estaba reservado, un porcentaje mucho menor en los establecimientos de menor categoría (45% en los de 4 estrellas). Asimismo, también registran mejores resultados aquellos hoteles localizados en las cercanías de la Villa Olímpica o de los recintos deportivos donde se disputarán los juegos.
Con miras a la celebración de estos juegos, se aumentó notablemente la oferta hotelera en la capital china y algunas cadenas internacionales se han interesado por este destino. Ejemplo de ello encontramos en Hilton, con el Hilton Beijing, el Wangfujing Beijing y el Doubletree Beijing, y en Accor, que ha aumentado su oferta en la capital con un Novotel, un Ibis y un Mercure, que elevando la cifra de hoteles del grupo en la ciudad a siete, con más de 2.700 habitaciones.
Los visitantes acreditados se repartirán entre un total de 119 h