sábado, 26, septiembre, 2020
CubaOnLine

El precio del crudo a nivel internacional experimentó un fuerte y esperado retroceso en los últimos días. Aún sin vaticinios, los mercados miran hacia Irán, uno de los mayores productores del mundo.

En apenas unos pocos días, el precio del petróleo de Texas registró una baja de más del 10 por ciento, coincidiendo con el fortalecimiento de la moneda estadounidense frente a su par europea y japonesa. Cabe destacar que el valor del barril de crudo no se situaba por debajo de los 127 dólares desde comienzos de junio. Este retroceso en el valor del petróleo ayuda a los sectores de consumo, aerolíneas y tecnológico.
El rumor sobre el posible paso de la tormenta tropical Dolly sobre la zona de plataformas petroleras marinas y de perforación que opera Estados Unidos en el Golfo de México hizo dudar a los mercados, pero el Servicio Meteorológico estadounidense terminó de tranquilizar y afirmar las expectativas.
La demanda de crudo en Estados Unidos durante los primeros seis meses de 2008 registró una baja del orden del tres por ciento, lo que representa el declive más grande en 17 años. Por otro lado, el consumo promedió durante dicho período fue de 20,08 millones de unidades, cifra que según el Instituto Americano del Petróleo es la más baja desde el año 2003.
Actualmente, el país del norte atraviesa una crisis económica generada por la elevada inflación que alcanza el cinco por ciento interanual –la más alta en 26 años-,  la crisis financiera e hipotecaria y el alto precio de los combustibles.

Irán, en la mira
Otro punto de influencia destacada en los mercados es la tensión provocada en torno al conflicto iraní, que hoy en día se encuentra desarrollando un programa de energía nuclear y amenaza con interrumpir el suministro mundial. La secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, anunció el envío de uno de sus adjuntos que se reunirá próximamente con el responsable de política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana, y el negociador iraní Said Jalili, en Ginebra, para buscar una solución al tema. Cabe destacar, que Irán produce más de cuatro millones de barriles diarios, y el eventual cese del suministro de crudo no podría ser subsanado por otro productor.
Los analistas internacionales todavía no han realizado ningún tipo de pronóstico al respecto y todavía no hay confirmaciones sobre si estos datos podrían consolidarse como tendencia, ni si podría por fin comenzar a desinflarse lo que se dio en llamar la “burbuja petrolera”, que ha alcanzado dimensiones desmesuradas durante el pasado año.

Dolly, no tan furiosa

El segundo huracán de la temporada 2008 que afecta a la costa Atlántica del Caribe mantiene hasta ahora su trayectoria prevista, motivo por el que se estima que no afectaría a los precios ni a la producción petrolera estadounidense que se encuentra ubicada en el Golfo de México. En ese sentido, las previsiones apuntan a que la tormenta avance hacia el oeste, a lo largo de la frontera que se extiende entre Texas y Méxi