miércoles, 25, noviembre, 2020
CubaOnLine

El objetivo es reducir los costos para paliar los efectos de la crisis económica que ya está afectando a muchos sectores y especialmente al del transporte.
British Airways podría recortar su programa de invierno hasta un 5% según ha explicado el consejero delegado de la aerolínea británica, Willie Walsh. Estos recortes podrían afectar a algunos vuelos de corta distancia y se realizarían debido al deterioro de la situación económica y al encarecimiento del combustible.
La aerolínea está revisando su programa de vuelos “para determinar dónde es prudente reducir capacidad en el actual clima económico". Además ha reconocido que es "inevitable" una subida de los precios de los vuelos debido a la coyuntura.
Por su parte, la aerolínea de bajo costo irlandesa Ryanair ha anunciado que realizará una reducción del 18% de la capacidad y del 12% de los vuelos semanales en la temporada de invierno 2008-2009 en su base de Dublín, donde la ‘low cost’ pasará de tener 22 aviones a 18 y de 1.350 vuelos semanales a 1.200, lo que supondrá unos 500.000 pasajeros menos en el aeródromo. Del mismo modo cerrará sus bases temporalmente en siete ciudades europeas. Desde Stansted, Londres, su base principal en Europa con 15 millones de pasajeros al año, recortará en un 14% los vuelos y dejará en tierra un 25% de los aviones que opera desde ese aeropuerto.
Del mismo modo Air France podría estar trabajando en un nuevo plan de recortes de cara al ejercicio 2012. Fuentes de la empresa han informado de que actualmente el grupo mantiene vigente el plan ‘Challenge 10’ por el cual pretenden alcanzar unos ahorros de 1.400 millones de euros de cara a 2010. La compañía actualizó dicho plan el pasado mes de mayo, cuando anunciaron 150 millones de recortes "adicionales" que tendrán lugar en el presente ejercicio fiscal, que finali