martes, 29, septiembre, 2020
CubaOnLine

Tem, en Tehuelche significa tierra. Aiken, significa vida. De la unión de estos dos vocablos surge Temaikén. Al momento de pensar el nombre se tuvieron en cuenta estas palabras para evocar el respeto que tenían los tehuelches por la naturaleza. El crecimiento de Temaikén ha sido constante en los últimos años y cada vez más se establece como un punto de referencia para los turistas.
Por ello, Mensajero Periódico Turístico dialogó con Sebastian Olivera, responsable de Turismo del zoológico. ¿Zoológico? “No, Temaikén no es un zoológico. Es un bioparque, ya que a lo largo de las instalaciones se puede conocer no sólo animales y plantas, sino también descubrir y aprender la relación del hombre con los demás seres vivos”, aclaró Olivera.
A partir de allí nos invitan a realizar un recorrido por las instalaciones del bioparque ubicado en Escobar para conocer cómo se vive la experiencia Temaikén.
Desde que Olivera comenzó a trabajar en el área de turismo del bioparque, hizo hincapié en aumentar la afluencia de turistas y posicionar a Temaikén como una oferta turística más. “Recibimos, aproximadamente, un millón de visitas al año, del cual casi un diez por ciento responde al turismo: contingentes provenientes del interior de nuestro país (Rosario, Córdoba y Buenos Aires, principalmente) y del extranjero (Brasil, Chile, Uruguay, México, Estados Unidos y diferentes países europeos). Temaikén se posiciona así como una propuesta recreativa de calidad a nivel local e internacional”, aseguró Olivera.
En este sentido, uno de los objetivos apunta a que el bioparque se convierta en un clásico, que sea una visita casi obligatoria para los turistas como lo son Caminito en La Boca o las noches de tango en San Telmo. “El Bioparque se analiza como alternativa cuando se planifica el viaje en Buenos Aires; es decir, el turista mismo pide que se incluya en el tour. Esto se debe a que Temaikén es reconocido a nivel internacional y se difunde por medio de experiencias y recomendaciones. Uno de los ejemplos más claros de este reconocimiento es que Temaikén fue acreditado por la Asociación de Zoológicos y Acuarios (AZA)”, explicó el responsable del área de turismo del único bioparque de Latinoamérica.

Filosofía de trabajo
La Fundación Temaikén no es sólo un lugar de paseo donde se visitan animales. Según Olivera, la filosofía de trabajo  del bioparque tiene por objeto promover y facilitar el estudio, investigación, conocimiento y divulgación de todo lo relacionado con la flora y fauna en toda su diversidad biológica, su preservación, evolución y equilibrio ecológico; en el caso de las distintas especies de animales, su comportamiento, hábitos, adaptabilidad al medio, hábitat, reproducción, cuidado y alimentación, vida en cautiverio y convivencia con el género humano; fomentando el respeto por la conservación y restauración del medio ambiente. En este sentido, cuentan con un hospital veterinario equipado con última tecnología donde se desarrollan tareas médicas y otras relacionadas a la recuperación de animales.
En el recorrido por Temaikén, Olivera nos invita a conocer las propuestas que son ya un clásico del bioparque. La más sobresaliente y característica es el acuario, que tiene un millón de litros de agua y alberga un total de 1800 peces marinos de 25 especies diferentes. También es de gran relevancia el cine con ocho pantallas envolventes que permiten una proyección en 360 grados. Además, cuenta con centros interactivos que promueven una acción directa para preservar el medio ambiente y una atractiva oferta gastronómica, entre otros servicios.

Junto a las agencias
“Con las agencias de viajes nos relacionamos a través de diferentes operadores turísticos, con quienes se interactúa a diario para buscar alternativas y propuestas que satisfagan a los turistas. Justamente, el Programa Temaikén Exclusivo (ver Temaikén…) fue diseñado en base a las necesidades que recibíamos por parte de operadores y agencias del interior de nuestro país. Este apoyo hace que nos podamos ir nutriendo de experiencias y alternativas de quienes habitualmente conocen y difunden la propuesta del Bioparque”, aseguró Olivera.
“Temaikén se posiciona como un lugar de esparcimiento, diversión y nuevas experiencias en contacto directo con la Naturaleza”, finalizó Sebastián Olivera.
www.temaiken.org.ar

El Lugar de las Aves

En el año 2009, abrirá sus puertas “El Lugar de las Aves” de Temaiken. Sebastián Olivera afirmó: “Será el aviario más grande de Sudamérica con más de dos mil  aves de más de 150 especies. Con 2,5 hectáreas, este nuevo ambiente contará con túneles de inmersión donde el público podrá interactuar con aves de todos los continentes. La obra llevó dos años de trabajo y es un hito para Temaikén, dado que en 1996 se había abierto el primer “Lugar de las Aves” brindando un paseo natural  a las familias de la zona. La idea era brindar un entorno de paz y belleza; y así se construyó un pequeño parque de  aves autóctonas y exóticas”.

Temaikén Exclusivo

Para las vacaciones de invierno, el Departamento de Turismo del bioparque relanzó el programa “Temaikén Exclusivo”. Esta nueva versión tendrá un formato de medio día con la posibilidad de realizar el recorrido en tres y cinco horas con almuerzo incluido, lo que le permite al pasajero quedar libre a mitad del día para continuar el recorrido a su libre albedrío. El paquete incluye la entrada al bioparque, los traslados in-out -hasta lasprincipales zonas hoteleras- y un guía bilingüe durante todo el recorrido. Además, incluye una visita “Detrás de Escena”, lo que permite conocer el hospital veterinario o los secretos de especies como el hipopótamo o ver, incluso, como le liman los dientes a este animal.
Pese a que ahora fue relanzado con un nuevo formato, este paquete se lanzó al mercado hace diez meses  con muy buenos resultados, según el encargado del Departamento de Turismo de Temaikén, Sebastián Olivera. “Durante la temporada alta –incluyendo Semana Santa- recibimos 156 mil visitantes de los cuales 18720 turistas tomaron el programa Temaikén Exclusivo”,