domingo, 27, septiembre, 2020
CubaOnLine

Los cimbronazos y movimientos atípicos en el plano político mantienen alerta al turismo. Primero fueron las repercusiones del conflicto entre el Gobierno Nacional y las entidades rurales y sus incidencias en la actividad. Luego, casi al unísono, la crisis desatada en Aerolíneas Argentinas y las rupturas en la Confederación General del Trabajo (CGT). Este último suceso, desencadenado por las alianzas que Luis Barrionuevo -líder de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTTHGRA)- generó para crear la CGT ‘Azul y Blanca’, interesa al sector por su relación con hoteles, restaurantes, cafés y bares, pero además porque uno de los gremialistas -que apoya al ex presidente de Chacarita y actual diputado nacional por Catamarca- es Ricardo Cirielli, titular de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA) y ex subsecretario de Transporte Aerocomercial de la Nación. Es conocida la enemistad entre Cirielli y su ex jefe, el secretario de Transporte Ricardo Jaime (ver recuadro página 3), que obviamente responde con obediencia al matrimonio Kirchner.

Disidentes y algo más

Esta es tan sólo una señal del alineamiento que la ‘Azul y Blanca’ tiene con el peronismo disidente comandado por Eduardo Duhalde.
Tan es así que el propio Barrionuevo, quien el viernes 4 de julio votó en contra del proyecto oficial de retenciones, admitió en una entrevista que el ex gobernador bonaerense es su principal referente político. Como si fuera poco, el periódico ‘Crítica de la Argentina’ dejo entrever que el sindicalista empezará a referirse a la CGT de Moyano como “la CGT de Kirchner”.

Desde el sector

Consultado por Mensajero Periódico Turístico, el presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT), Guillermo Lavallén, quien tiene un diálogo fluido con Barrionuevo, opinó que “no se trata de una cuestión laboral, desde el punto de vista gremial, sino que es una postura en relación al poder la que plantea Luis Barrionuevo”.
El dirigente hotelero dio a entender que aún es prematuro considerar qué repercusión puede tener en el turismo la avanzada del líder de los empleados gastronómicos y hoteleros, pero destacó como “una iniciativa inteligente” la del diputado, “teniendo en cuenta que desde hace tiempo estaba opacado por Moyano y por otros p