miércoles, 25, noviembre, 2020
CubaOnLine

La operación, que debe superar varios escollos, se plantea como una alianza «entre iguales
Vueling y Clickair se fusionan. Las dos compañías informaron ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de su intención de cerrar una alianza «entre iguales» para crear la que será la primera ‘low cost’ española, y en la que Iberia, Inversiones Hemisferio y Nefinsa (propiedad de la familia Serratosa y que controla un 20% de Clickair) serán los accionistas de referencia. Los dos primeros permanecerán en la nueva aerolínea -que mantendrá el nombre de Vueling- durante al menos dos años. La ‘nueva Vueling’ cotizará en Bolsa y tendrá su sede en Barcelona.
La operación debe superar varios trámites. El primero, el visto bueno de las juntas de accionistas de ambas firmas. Además, la propia CNMV ha de aprobar el pacto. El escollo que a priori se presenta más complicado es el de la Comisión Nacional de Competencia (CNC), que debe analizar si la nueva aerolínea vulnera el libre mercado. Para evitar problemas, está previsto que Iberia y Planeta cuenten en la futura compañía con participaciones muy inferiores a las que hoy les permiten controlar Clickair y Vueling, respectivamente.

Petróleo y competencia
De hecho, el preacuerdo comunicado al regulador señala que «la operación está sujeta a que ninguna de las partes se vea obligada a formular una OPA, solicitándose en su caso la exención prevista en la normativa vigente». Será Iberia la que lo pida. Fuentes de la aerolínea de bandera confían en que la CNMV no ponga problemas. Además, hay precedentes recientes de permisos similares.
Aunque la operación estaba en el aire desde hace tiempo, fue el pasado mes de abril cuando las dos aerolíneas apretaron el acelerador de las negociaciones. Una velocidad debida, casi en exclusiva, al ascenso del precio del petróleo y a la insostenible competencia que rige el mercado aéreo.
El ‘matrimonio’ les permitirá posibilidades comerciales y de estrategia inmensamente mayores que las que hoy tienen por separado. Una de las mayores incógnitas es la que se refiere al apartado laboral. No son pocas las voces del sector que han anticipado recortes