sábado, 19, septiembre, 2020
CubaOnLine

Según el informe para 2008 publicado por la Organización Mundial del Turismo (OMT) las perspectivas para el tráfico de turistas a nivel mundial se mantienen positivas, aunque la actual crisis económico-financiera haya hecho más lento de lo presisto su crecimiento. Las causas principales se encuentran en la pérdida de confianza del turista, que valora con más cautela su papel a la hora de consumir. Esta variación es resultado de un cambio en las economías locales, afectadas sin lugar a dudas por la crisis del precio del combustible. Según el secretario general de la OMT, Francesco Frangialli, “el grado de cualquier ajuste de demanda de turismo y sus consecuencias para el sector dependerá de cómo se desarrolla la economía y reaccionan los consumidores, ambos factores interrelacionados con el precio del combustible y a los precios de los alimentos”.
La organización tomó como parámetro de medición la apertura de la temporada de verano en el hemisferio norte. En 2007, el movimiento registrado en julio y agosto fue del orden de los 100 millones de turistas.

Los más y los menos
Entre las regiones que obtuvieron resultados positivos durante el primer cuatrimestre de este año se destacan Oriente Medio, el Noroeste y Sur de Asia, además de América central y Sudamérica. La escalada más positiva se registró en Estados Unidos, que incrementó su porcentaje de llegada de pasajeros. Otro beneficiado fue el Caribe, que tras una época de estancamiento en 2007 vuelve a recuperar posiciones. En el otro extremo, los crecimientos más lentos se registraron en Turquía, Suecia, Bulgaria, Letonia, Lituan